Reloj

Yo escribo desde mi ventana al ritmo del tic tac que marca el corazón que mueve las agujas de este viejo reloj, que apático, late al compás del caer de unas hojas marchitas que se deslizan de estos árboles, que frente al frío del invierno se desvisten.

Desnudado su cuerpo ya, su alma vagabunda vive a la intemperie, libre de prejuicios; esos prejuicios que dan sentido a relojeros que dan cuerda suelta a este mar de árboles, y que visten de cobardía sus cuerpos con los harapos de una platónica irrealidad.

Como muebles que de pretendida madera noble, prefieren cubrirse con capas de polvo, antes de ser lustrados por la no tan utópica realidad y que por ello se descubra la menos honrosa carcoma que roe sus almas. Pero, no son conscientes de que el tiempo les pudre el corazón por las gélidas astillas de la hipocresía.

by_luis7

16 thoughts on “Reloj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s