Frío 

Llovía. Cuando aquella destartalada mujer abrió sus dos ojos, sus pupilas que en otro tiempo eran de un dulce mar ahora se desencajan en un rojo impertérrito. Su mirada se perdía, entre el negro y la carne muerta.

Golpes. tantos fueron los golpes, que su cuerpo se quebró mil veces entre las manos ásperas de aquél ser. Tanta sangre derramó su frágil alma, que el frío se abrazó a su corazón, sus garras poco a poco desencajaron cada uno de los latidos de aquél desgraciado músculo.

by_luis7

15 thoughts on “Frío 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s