Musgo

​Sobre el tejado suenan los aullidos de palomas diseccionadas, una y otra vez, se repiten los mismos quejidos.

Alados que llevan al viento sobre tejas de musgo, humedad verde que brota del barro.

Caligramas sinuosos del pueblo olvidado, piedras que fueron nidos de serpientes emplumadas.

Donde tirar la piel mudada entre las callejuelas. Marcando el recorrido del tic tac, que dejaron tras de si los fantasmas de la memoria.

by_luis7

48 comentarios en “Musgo

Responder a Natika Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s