Tautograma

Pretencioso príncipe prefiere principalmente pueblos pobres para parroquianos pescadores, pues pronto pescan perlas para promocionar palacios para preciosas princesas.

Planifica pedir préstamos para perfectos perfumes, pues pretende parecer pudiente para poder pescar primero pareja, para permitirse poder procrear primogénito para primavera.

Pulcramente perfecciona poemas, pérfidas palabras preparadas primorosamente por premiados poetas para poder pronto proceder.

by_luis7

O

Yo, lobo con honor, os controlo con otros modos, tontos mocosos. Zorros con voz como loros roncos, sonoros bobos. Yo no froto ojos mohosos, vosotros rojos por los porros.

!Yo, con otro don!

Compro pronto otro son; os broto rocoso por los poros, con loco monólogo sonoro. No somos dos otoños, yo no soporto otros locos, solo yo pongo morbo con control.

!Yo no conozco otro sol!

Vosotros, monos os controlo con ortodoxo don. No ron, como doctor propongo sol como colchón, socorro por todos nosotros como colofón.

¡Stop!

by_luis7

E

El menester del ser es tener fe, respeten este jefe del edén; pretende ser vehemente, creé merecer ser el referente entre creyentes, ser celeste entre gentes.

Repté entre el verde césped del edén. En vez de ser rebelde entre terrestres. Encerré el temple de este celeste ente en el tercer tren, le deje fenecer, me enfebrece este ser.

¡Eh, déjeme ser jefe de este ser!

Me desperté. dejé de leer, creer,… de ser rehén del celeste, enfermé de estrechez de mente, demente entre creyentes del ente en el edén terrestre. Recelé del clemente entre terrestres seres.

¡Me beberé del efervescente ser!

Festejé ver el ente del revés. Me estremece el deber de ser creyente de este hereje ser, me excede el deber del creer celeste.

by_luis7

A

La dama pasaba largas mañanas abrazada a la cama, atada a amargas sábanas; arañaba falsas palabras al alba.

Vanas las aladas palabras, afanaban la ya abrasada alma, marcada bajaba al gran mar para danzar la blanca playa. Las hadas agarradas a las alas, cantaban para salvar al alma, nadaban para ganar la playa. Más ya nada para amar, la brava mar abrazan hasta matarlas.

¡jamás más almas lanzadas al mar¡

Amargada la dama, amaba para nada, las balas avanzaban hasta arrancar las alas, sagaz mar salta para salvarla, para apagar las llamas…

¡Ya más, la dama jamás amará!

by_luis7