Desteñidos

Afiladas son las uñas que muerden las tripas, de los ojos azules que se destiñen entre el teléfono. Cambiando el ritmo de la mirada, abrazando temores que enmudecen los estribos que gobiernan las formas.

Llegamos al punto de impacto, tropezando una y otra vez contra la misma piedra.

Buscamos la cuenta del cuento que no trae a cuenta tantos momentos desperdiciados entre la distancia. Temas de conversación para perder el tiempo, jugandonos en el descuento el último aliento.

by_luis7

Cicatrices 

Arráncate los ojos, tierra mía. No veas la sangre vertida sobre tu cuerpo, huesos y carne se pudren entre tu piel. Taponando los oídos, ante el estallido de tantas cunetas sin abrir. Ojos que miran, pero no ven los campos que te visten.

Alto el peaje que pagaron tus hijos, sobre los bastiones que parten en dos tu organismo.

Cicatrices que atrincheran descarnados seres que perdieron su alma en la matanza fraticida. La bandera es mortaja y los disparos del fusil son los repiques de campana, melodías que silencian los llantos pueriles del destierro.

Maria Antonia Blanco Moll
by_luis7

Retorno 

Los años pasan y el poeta regresa, la retirada obligada por la sequía, parecía aquel mito de Don Cervantes. La culpa a la vida como justificante firmado por el propio condenado.

Repentinamente, la noche cargada de gotas que calaban hasta los huesos, asperjaron la razón de aquel que se hacía llamar; la musa reaparece entre letras que lloran, dejando a su paso mi propio mar de lágrimas.

A lomos de la más bestia y con más furia que nunca, alimentaba el papiro amarillento de edad. Esta vez ella será quien escriba el final.

ASC

Flores

Te buscaba entre mis sueños mal dormidos, de pesadillas que adelantaron las horas del reloj desgraciando a mis oídos con su intrusa palabrería. Las palabras legañosas corrieron hacia tu portal, ciegas de tinta se estrellaron contra la puerta.

Se rompen las letras, desgajando los sentimientos que no ven las inoportunas figuras que acechan en aceras mojadas. Cerrojos que trancan el aliento de la puta distancia que me separa de las flores de colores que esconde tu costillar.

by_luis7

Frío 

Llovía. Cuando aquella destartalada mujer abrió sus dos ojos, sus pupilas que en otro tiempo eran de un dulce mar ahora se desencajan en un rojo impertérrito. Su mirada se perdía, entre el negro y la carne muerta.

Golpes. tantos fueron los golpes, que su cuerpo se quebró mil veces entre las manos ásperas de aquél ser. Tanta sangre derramó su frágil alma, que el frío se abrazó a su corazón, sus garras poco a poco desencajaron cada uno de los latidos de aquél desgraciado músculo.

by_luis7

Vidrio

En mi madriguera, escarbo entre los sueños que me dejaste a medias, esquirlas que rozan mi alma. Llueve. Aceras mojadas que difuminan las letras que dejé de estampida sobre tu cuerpo. Mareas que inundan los ojos, purgatorio insaciable que nos penetra en cada una de tus vidriosas miradas.

El alcohol busca esta mentira, que nos llama entre cada uno de los amargos versos que no me diste, tus promesas en el aire, esnifadas en cada una de mis largas vigilias.

Muerte. Insaciables son las ganas de beberme tu boca a versos, de correr por entre los márgenes de tus entrañas, derramando hasta la última gota de tinta dentro de ti. Palabras urdidas, junto al abdomen enfermizo que martillea cada segundo de mis pensamientos.

by_luis7

Anatomía 

Entre lunas, susurros de la anatomía de este último verso. Narraciones inefables vertidas por el oído, que inicia el formulario del párrafo de este armisticio.

Carne de cicatrices somos, frotándolas entre luces y sombras, un fenómeno reiterado entre las exudadas uñas que arañan este papel.

Finales inertes acuden ante este ejército de mordiscos, voces que escriben por la vieja estructura del cuerpo. Letras cosidas a la piel de tantos ciegos, amores.

by_luis7

Escarcha 

Tú. Escarcha, pólvora mojada que encasquilla mis argumentos cuando comienzo a cruzar las rayas blancas que delimitan la razón.

Sueños de acera espolvoreados entre las esquinas del piano.

Teclas tocando a ciegas, el futuro imperfecto donde se desmenuzan los silencios de tu cuerpo.

Canciones de extrarradio escritas entre las baldosas que agitan tus tacones negros, agujas que se clavan por entre las capas de la piel.

by_luis7

Brujas

El silencio inundaba las habitaciones repletas de cuentos. Y sus brujas acechaban los sueños de los inocentes como si de molla fresca se tratase, las escobas amanecen golpeando las antiguas creencias de los inexpertos infantes, dejándoles como único destino la amarga moraleja de la vida.

ASC
by_luis7

Negro

Crepitea el filo metálico de tristes ojos, que visitan el sesgado futuro, donde acechan descuartizas las ropas negras que visten el cuerpo.

Huellas rascan la piel penetrando el abismo de dos piernas. Y sus gritos se remachan contra el asfalto, grietas que se abren bajo la ventana.

Escamas del ingrato exfoliante que trataba de cortar las espinas donde se enhebraron las manos.

by_luis7

Monstruo 

Muerto. Entre tantas veces que se escuchó al frío monstruo frente a la puerta, chasquidos contra esta frágil sien. Ingrato el precio, para apagar el líquido elemento que precipita estos viejos ojos, en un áspero mar.

Cruel y agitador perfil. Se refleja en la inquietante mentira con su desfigurado arte, Audaces pinceladas, para machacar flores rojas contra el yunque de la dolorida verdad.

Paisajes grises tieñen de nuevo el tiempo, cucarachas que cohabitan junto a los sueños entre los orificios de antiguos lugares, donde acumular los restos de la amalgama de tantos recuerdos.

Cinéticas imágenes, recorren el organismo con su lento deambular, espolvoreando a su paso el errático aroma que las impregna el cuerpo.

by_luis7

Miedo

Matame. Tú, el miedo en el fibroso y intangible instante en que comienzas a beber de la piel, correte las vértebras mojando estas escaleras al oxígeno con tu ser.

Arde por los nervios. Quema, no dudes en hacer de esto cenizas, que tus jadeantes manos acaricien mis últimos restos.

Muerde. Desgarra la carne como puedas y arranca el alma incesante, zarandeando las hojas de este libro, páginas en blanco leídas con desorbitados ojos.


by_luis7

Cadenas 

Y estos eslabones entrelazados por las fibras del cuello, ahorcando los sonidos que chirrían en la garganta. Aullidos inciertos, que devoran el aire rancio del bosque de hierro y cemento.

Tú, hermético cementerio adornado de miles de luciérnagas estáticas, que observas las hipocraticas figuras cárnicas que deambulan entre tus cavidades de humo.

Rebaños infieles que se acumula a las puertas del infierno, abiertas con el acelerado paso que marca el reloj, para alimentar este último placer.

by_luis7

Clavos

A través del añil que por segundos silenció el transportar del tiempo; se ve el gesto de una boca ausente ante el ideal sin rostro, que estrofa la pesadumbre por el espejo.

El correrse entre grafías, tanteado el alma para alcanzar el fuego eterno, no amaina el motor cilindrado de su ser.

Son clavos penetrando entre las páginas de su carne acelerada, hasta vaciar los envases de vidrio que retienen su espíritu, alimentando parásitos con los últimos despojos de un alma vertida entre tantas manos.

by_luis7

Agua

El vítreo envase se vierte una y otra vez, circuncidando con el caer de sus gotas las hélices, tentáculos que sujetan los hilos del esqueleto a la tierra. Cal viva efervesciendo por entre los orificios de la atmósfera cárnica, esparramando al ser; a través de las suturas de la almohada que retorció ayer los sueños.

Arden los axiomas por su tejida piel, con el vaho que impregna este perímetro que guarda las imágenes distópicas, que acuden al festival noctívago con sexual vagar. Pasajes de saliva recreados ante el espejo desquiciado, que observa al hombre consumir del negro sabor.

by_luis7

Sombría 

Se abraza como la sombra que acuna el horizonte al atardecer; descuartiza el organismo para cobijar al frío humano, del invierno que se esconde tras las hojas de árboles desnudos.

Abre puertas a la muerte; con el roce metálico de sus sonidos, tintineo embriagador de sensual caminar, que zarandea los huesos entre costras de barro.

Encierra tras sus pasos; silencios entre los castillos de piel, argamasa que sujeta las agujas de la escarcha que se acumula ante el ojo impertérrito, que observa este divagar suyo hasta alcanzar el cielo azul.

Vestigio del insípido paraíso sin nombre; que arrulla las almas que circulan entre los altares de la carne, sustancia que se quebrará tras su abrazo sombrío.

by_luis7

Nervioso

Otra vez disparando tinta experimental a tus pupilas y escondiendo la mano, esa extremidad de ambivalente deseo que trata de fluir sempiterna entre los arañazos al maremágnum de capas que resguardan tus pensamientos.

Inhumana coraza que intranquiliza mi tranquila ansiedad, y vierte las moléculas de mi neuroglía en un terremoto de ideas desparramandose por los suelos. A tus pies, bajo los efectos del síndrome postraumático de esta neuroscopia de nervios.

Pero. Clavar mi mirada en tu sonrisa, sosiega el ajetreo de la biología que sostiene mi trémula alma. Tú. Rincón que expones el temario que enciende la luz que cosquillea mis días; mujer de tinta. Que acribillas a bocajarro con las palabras de tu voz, la oscuridad que persigue la carne humana que dilimita mi ser.

by_luis7

Cristales

Te busco tratando de enjaular estos silencios recolectados entre los cristales, que un día cortaron la carne de tus cuerdas vocales.

Hoy me brotas entre estos mares de versos, ahogando las putas lágrimas que prostituyen mis pupilas tras tu piel. Vomitando los recuerdos de las desdibujadas líneas que delimitaban tus piernas.

Curvas inertes ante el ejército de hiperactivas hormigas que carcomen mis nervios tras el seísmo de tu corta falda, arrancando mis costillas, disparando mil tormentas con una sola de tus sonrisas.

by_luis7

Gotas 

Miro las gotas de sangre que se deslizan por entre las muñecas, corazón triturado brotando profusamente de infligidas heridas. Es carne tronzada con el frío cristal de tus dos ojos; que poco a poco va apagando los últimos estertores de este carcomido cuerpo.

El triste silencio se entrelaza dentro del diluido costillar, buitre feroz que anida entre las vísceras de este muerto ser, arrancando huesos y células, asesinando entre la tinta roja derramada sobre el blanco, donde en otro tiempo se escribían poemas.

Rítmico goteo del reloj sanguíneo. Acompasa las páginas húmedas de esta última historia, narración viscosa y metálica de penitentes manos; que sólo buscaban calor en el alma que se desvanece entre las tinieblas.

by_luis7

Luna

Enclavado está tu recuerdo entre las arterias que riegan estos campos neuróticos, que escriben entre tantas lunas, susurros de la noche, cobijadores de la gasolina que recorre las escamas de este viejo cascarón.

Viento esparciendo cenizas, restos de las caricias de tus palabras. Locas cerillas que prendieron poco a poco los sentidos de esta caja torácica.

Rotos huesos. Yesca ardiendo entre tus silencios, senderos que recorren los ciegos sentimientos que te escudriñan entre las sombras de esta fría pirámide.

by_luis7

Mariposa

Ciega ante el espejo. Trazaba letras con las lágrimas que su cuerpo exhalaba, tras el azul de sus ojos. Entre los cristales de hielo, su mente revoloteando en busca de la perfección.

Loca mariposa. Que se arranca la piel en cada poesía que su alma vomitaba; esparcimiento entre las hojas de su libreta las heridas del corazón.

Arde su garganta. Fuego que brota de su ser quemando la cárcel que enjaula sus pupilas, germinados de nuevo los ojos, su alma se abre libre ante el mundo.

by_luis7

Gangrena 

Escribo y mis neuronas revolotean. Entre los disparos de tinta que desborda mi tórax, salpicando el escritorio, con palabras en busca de tus ojos.

Luces que alumbraban a estos pies que se deslizaban sobre aquel asfalto, que recorrían en busca de los sueños una mente desquiciada, tras desabrochar tu blusa.

Falta oxígeno entre tanto ruido, la gangrena del tiempo esta pudriendo las hojas de aquella libreta; donde trataba en vano, de tallar tu desnudez.

by_luis7

Letras

Sólo fue un sueño o quizás un espejismo tras bañar reiteradamente las neuronas en alcohol, pero soñé que éramos letras en un mar de palabras, acentuadas entre las sutiles metáforas que formaban nuestros cuerpos.

Éramos oraciones. Narraciones en prosa sobre las sábanas, un lienzo que esperaba ser historia. Pero nunca encontramos la rima adecuada y nuestros versos carecían de la saliva necesaria para convertir nuestro deseo en poesía.

Y sin dejar de parafrasearnos íbamos perdiendo todo sentido gramatical entre polvo de tinta, como libros olvidados en un cajón a la espera de las caricias de otras manos.

Realizado por:
https://haciendomagiaconpalabras.wordpress.com
https://byluis7.com

by_luis7

Vietnam 

Esto no es un garabato más sobre el papel, son letras que reptan por la jungla de asfalto hasta tu ventana. Letras de guerrillas bañadas por la lluvia naranja que derramas sobre las manos, que arañan cada una de las vértebras de este alma.

Bombardeo donde viertes palabras sumergidas en napalm, sobre las costillas que fortifican este corazón que sobrevive a duras penas con un fusil de tinta encasquillada, por la humedad de tantas lágrimas vertidas desde que tus dos piernas iniciaron esta guerra fría.

Y tú. alma armada con un kalasnikov cargado de mentiras, agujereas con tu mala puntería este hipotálamo. Que impregnado del brote poético de verdes plantas, se derrama una y otra vez, para colorear de sentimientos este desdibujado asfalto que circunvala tu cuerpo blanco.

by_luis7

Valhalla

Mis ojos se desencajan de sus órbitas oculares cada mañana, en busca de una opacidad de emergencia para sus retinas. Al ver impotentes como se activa la oscuridad nerviosa, que cubre las neuronas que analizan los pixeles de la sangre; que brota a mares de los enjambres de asfalto, donde van a fenecer tantas almas en nombre de algún cielo.

Atmósfera. Valhalla que desinjerta las risas que circulan por entre los campos de cemento, para colorear su ausencia con la viscosa insensatez de miles de dioses, que nublan los cielos de cordura de tantos corazones. Almas que siembran espinas entre las calles que les conducen hacía el ocaso de su atropellado ser.

by_luis7

Barbecho 

Mis palabras te buscan en cada noche fría, para cobijar sus letras entre tus costillas. Y así calmar la inanición en la que se precipitaron tras el último portazo, donde me pillaste las manos que te dibujaban en cada cuaderno.

Tuya era la piel que me encadenaba contra el papel en cada insomnio, frente a la sombra que se dibujaba entre el humo de un cigarrillo. Donde mis garabatos de ceniza se convertían en poemas.

Y ahora escribo en gris, a falta de la inspiración que me regalaban tus abrazos, esos que rompían los barrotes del dolor que encarcela a mis entrañas en una condena perpetua. Y aquí me encuentro postrado contra el escritorio, donde mi tinta intenta deslizarse entre las rendijas de esta cárcel, en busca de aquellas manos que escribían caricias sobre las sábanas.

Sábanas que ahora me cubren los sentimientos para protegerlos contra el polvo que desprende este periodo en barbecho por donde escribo.

by_luis7

Desierto

Mis textos sufren una sinapsis química entre las manos de un distraído esquizofrenico, que se impregna con la metralla de los márgenes de estas hojas que le cortan los dedos. Sangre que derrama entre las palabras con las que apuñaló cada día su materia gris. Escribo desde la peligrosa cárcel de los sueños que guían su espíritu por campos de cemento.

Tristes frases construyendo el puzzle de su ser tras cada noche abrazado a las sombras de su habitación. Letras que acechan a su corazón de papel reciclado, donde mis ojos tiñen con poesía. Las cicatrices que adornan las arterias que recorren su cuerpo, hilos de promesas tejidas entre los susurros del viento que agita las hojas de los árboles de hormigón, del páramo desierto que tiene entre las costillas.

by_luis7

Piratería

Con mi mala letra y viento a favor pongo a navegar mis palabras entre miles de agitados papeles, mares de tinta donde tras varias botellas de ron me dedico al abordaje de tus latidos. Patente de corso otorgada en favor de tu falda negra, bandera que lidera mis clandestinos sentimientos en cada nocturna batalla de este viejo cascarón, cuerpo que naufraga tras tu extraño caminar.

Marinera de agua dulce que salazonas cada travesía en la que me embarcó junto a este capitán, que zarpa en busca de la isla desierta del tesoro que se esconde tras tu blusa. Tú. Con tus cañonazos, sonrisas que le parten la quilla a este barco pirata que capitanea mi corazón con tan mala pata y garfio en el tintero entre tanto oleaje gramatical que marea mis desaliñadas emociones.

by_luis7

Mentiras

Cuanta palabra vacía que se esconde detrás de la piel de unos bonitos labios. Tantas letras de destrucción masiva que se cuelan a hurtadillas por las rendijas de nuestros cuerpos, y nos fisuran las costillas. Fríos cócteles molotov que se van poco a poco empotrando en el tórax, sembrando un mohoso caos dentro del alma.

Historias narradas deliberadamente en braille para dibujar a base de puntos, ficticios paisajes a tanto invidente corazón que es zancadilleado una y otra vez, entre las esquinas de los cristales de tanta botella vacía. Restos de una anestesia improvisada de urgencia ante la cantidad de heridas sufridas, cada vez que sus músculos se quiebran frente a tanta superflua palabrería.

by_luis7

Imagen

Aquí me encuentro acurrucado sobre los márgenes de este amarillo papel, tratando de plasmar entre las fibras de su vieja celulosa las imágenes que se metabolizan con tanto esmero en mis retinas.

Una metástasis de color que se impregna en cada una de las letras que mis manos van pintando con su frenético ritmo. Un intento fallido de garabatear el mundo cada vez que me despellejo la piel desde mis entrañas.

Vísceras. Que articulan con tanta libertad los músculos que tejen el recipiente de tinta donde derramo los sentimientos, que me acercan las luces con cada nuevo amanecer.

Brillantes destellos que se implosionan dentro de mi materia gris, dotando a mis neuronas de un nuevo alimento que nutra sus conectivos estómagos. Para poder satisfacer de una vez por todas su egoísta ansia de conocimiento.

by_luis7

Ansiedad

Esta nerviosa electricidad que recorre con tanta ansia mi cuerpo; trenzando sistemáticamente mis cuerdas vocales hasta ahogar los sonidos que exhala mi boca.

Tanto cortocircuito que se implosiona dentro de mis pulmones por la ausencia de las emociones que nutran de nuevo mi alma. Desfallezco frente a esta copa esquizofrénica donde derramar las últimas lágrimas de esta noche.

Y mis músculos se contraen contra la tinta que me narra entre las vocales de este texto, enraizando mis costillas al papel para lograr encontrar la salida de este caótico laberinto donde me pierdo en cada despertar.

by_luis7

Amor

Amor. Sustancias químicas que exuda mi cerebro cada vez que te veo pasar. Extraño, ese caminar que revuelve en tromba mis mariposas kamikazes hasta estrellarse contra mi tórax.

Mis ojos se descontrolan en una implosión de colores, que ciegan mi alma ante cualquier dolor.

Tú con tus pasos precipitas mi cuerpo en un efecto invernadero que sofoca mis sentidos, y sin sentido me desvanezco ante esta frustrante espiral al verte y no poder llegar a tocarte…

by_luis7

Neurosis

A veces me resulta tan complicado convivir con esta neurosis de guerra, cada vez, que la conexión simbiotica de mis nerviosas neuronas se entrelaza con las moléculas que conforman mis caóticas emociones.

Se me enredan tan dentro de mi garganta ahogando sistemáticamente mis sonidos. El silencio invade de repente mi materia gris, inquietando la improvisada trinchera contra tanto partisano que trata de manipular metódicamente mis sentimientos. Recuerdos de una antigua lucha que martirizan los sueños en los que me sumerjo cada noche.

Insólita vigilia que alerta a mi corazón, contra posibles sabotajes fratricidas que lastimen de nuevo mi alma. Y mi sentido poco común, yace agotado por tratar en vano de remendar una y otra vez, mis heridas después de cada lucha perdida.

by_luis7

Superficie

Tanta alma dormida entre los racimos de estas brillantes moléculas; falsos hogares que ocultan a nuestras retinas, la verdadera forma de los átomos donde se encuentra, todo aquello que realmente produce la unión de nuestros tristes corazones, pero preferimos vivir encharcados en una efímera superficie, que buscar la verdadera simbiosis que conforman nuestros cuerpos.

Tantas noches en llanto, por la búsqueda de la razón de este equivocado canon. Que agónico es este caminar por entre tantas capas de piel, para que luego el tiempo sencillamente las tome a su paso, como carne de cañón.

Y mis rebeldes emociones se arrastran entre esta hipócrita sociedad, pero se quiebran una y otra vez entre los retazos que encuentra por el camino, para que mis neuronas se nutran con el atropellado pensar que trata de plasmar en cada folio. Suspiros de una ciencia empírica, en perpetua busqueda del método con el que poder hallar lo que de verdad debería importarnos cada día.

«« Que simplemente somos polvo esparcido por este espacio, llamado tiempo. »»
by_luis7

Meses

Pasan los meses y mis manos se injertan una y otra vez entre estas hojas; resto de las vísceras de los árboles caídos en desgracia, cada vez, que trato de saciar este voraz hambre, de querer plasmar mis latidos día tras día en tu blanco cuerpo.

Calvario, de vivir el ansia de tratar en vano de metabolizarme entre las células de tu ser, con la tinta que fluye de entre mis acomplejados sentimientos, cada vez que mi deseo se ve alborotado con tu extraño caminar, pasos que desbordan los ríos que me transitan por el alma.

Tú.a Que con tu falda corta me exasperas la razón alargandome la metástasis de mi neurótico e incauto corazón.

by_luis7

Hogar

[M]uestras de cariño, charlas nocturnas, tú y yo, sentadas frente a esta caja tonta, ignorando sus sonidos. [A] esta cabeza contra cadera, cabeza con cojín tú y yo hablando así; [D]e ideas que deambulan, confianza en mi persona, orgullo en boca cada vez que hablas de mí… [R]umbo a tu mano tocando el cielo, gesto de esperanza, tirantez hacia mí. [E]ste amor verdadero, palabras sobre la mesa, futuro sin decidir…

                                …decidido ahora gracias a ti.

Letras… Cinco y solo cinco componen por completo mi forma, mi modo, mi yo. MADRE.
ASC
by_luis7

Éxtasis

Aquí frenética que veo pasar entre mis costillas, y que cada noche se asoma a la ventana de los sueños de mi cama. Se desliza dramática por mi piel en busca de la tormenta de mi imperfecta alma, lascivamente se alimenta de las cicatrices de mi corazón, puñaladas del pasado, aliñadas con un añejo ácido sulfúrico y al toque de sal dejan en la orilla de mi cuerpo sentimientos impíos.

Herejes que se pierden entre el amor que me hace con las flores de su tórax. Caricias entre las llamaradas que provoca con los rítmicos movimientos de su cadera; poemas para pasar las noches en vela, exudando el deseo que me precipita en los versos de su cálido mundo.

Mi mundo en llamas. Sexo sin fronteras, que pudre el dolor que estrangula la simbiosis de mis neuronas; florecen de madrugada entre mis viejas manos con la luz de sus retinas, azuladas pupilas donde correrse sonrisas, improvisados orgasmos donde derramar el poco amor que aún queda dentro de mi.

by_luis7

Nitroglicerina

Me trazo inconsciente filigranas entre tus palabras de destrucción masiva; nitroglicerina del tres al cuatro donde mi alma se despieza para rellenar con mis entrañas las hojas amarillas de un viejo cuaderno. Tu espiral homicida enquista tus pequeñas uñas entre mi sistema arterial, desangrándome en el tintero que tinta los símbolos del código morse que te codifica en mi habitación.

Hogar de esquizofrénicas neuronas, torturadas entre los procesos químicos que te recuerdan hasta el alba cada madrugada; retórico insomnio que me rima entre la melodía de tus cañonazos, que trato en vano de esquivar acurrucado detrás de mi almohada, mohosa trinchera donde protejo mis sentimientos de tu ataque frontal.

Papel blanco. Frágil mi bandera de tregua, que tus manos tiñen con mi sangre, escribiendo impasible tu caótica poesía, que alimenta sin sentido mi estrés postraumático.

by_luis7

Sin sentido

Entre las señales del humo de un cigarrillo, que me difumina esta noche. Como la ceniza que cae marchita en este otoño, me desgarro entre estas páginas, que a pluma mojada en una copa de vino tinto, dibujan las cursivas de mi alma. Me bebo del tintero y empiezo confuso a escribir sin ningún sentido.

Los sentidos, que consentidos sin sentido hacen desvanecer el norte de este ser y me deja sudando frente a este equinoccio de papel blanco, lleno de ilegibles trazos garabateados a sangre.

Peregrinos garabatos en busca de mis ojos, que atientas escudriño en las cicatrices de esta oscura habitación, persiguiendo su luz como un loco. Luciérnagas, pupilas que iluminen esta prisión y quiebren sus oxidados barrotes nocturnos. Que difícil es ser el ciego de sus verdes lágrimas, que caen por sus rosadas mejillas y van a morir tan lejos del salado mar.

Descalzos estos torpes pies, que zancadillean con las olas, mares donde me acechan los susurros que se escapan de su garganta. Una guitarra de cuerdas vocales, sonidos que entran chispeantes por mis oídos, mariposas que juegan revoloteando sus alas por los escondrijos del universo gris de mi mente. Que difícil es ser el sordo de su canción tocada con púas de marfil, que el viento entre remolinos aleja de mi, como esas hojas que en el otoño vuelan por el aire.

Mis deseos saltan por los aires, se entrelazan entre las alas del perfume de su cabello, que penetrante entra por la nariz, como dama por su casa. Estos olores caminantes de mis pulmones, que embriagan las costureras que remiendan estas costillas mías, para que no escape este loco corazón, que difícil es retener el que quiere alquilar como hogar tu piel.

Espinas queman las manos que se deslizan en estos sueños, entre las sábanas se oculta una adictiva piel. Cuentos para no dormir, dedos que se pierden entre las páginas húmedas de dos cuerpos. Esas manos confunsas escriben cartas de amor por el llanto, lágrimas por los cerrojos de su ser. Que difícil es el no encontrar la llave que libere este alma.

by_luis7

Corazón. Que entre palabras juega a esconder las caricias que te recita entre mis sueños, sábanas de frases donde encontrar tu sonrisa; abrazos de poesía para quitar el frío de mis costillas en este mes de noviembre, versos para calentar el papel donde te dibujo el alma.

Alma. Flor sin espinas, que brota por mi tórax entre tus risas. Carcajadas, que ahuyentan las cárceles de mi materia gris. Pupilas que me miran cuando me canta el búho y me precipitan en los brazos de algún dios; sueños de un noctámbulo sobre tu cuerpo.

Cuerpo. Escalofrío donde mi brújula pierde el norte y me conduce por las esquinas de tu rítmica piel. Caminante que hace camino por los senderos que marcan tu corazón.

by_luis7

Guerra

¿Y como hablarle a mi corazón?

Como hablar a esta esponja que tengo bajo mi tórax, que se impregna con alcohol de quemar en maceteros de flores marchitas. Es un psicópata harto de nadar en estos mares de lágrimas. Se exprime los sentimientos entre hielos para que no tengan fecha de caducidad, es fruto del miedo a olvidar el código binario de su sentir.

Corazón. Harto de latir en mi piel, a la espera de ser devorado cada madrugada por otros corazones parásitos que lo destripan de sus costillas, y lo dejan tirado en cunetas de carretera con sus entrañas consumiendose entre el humo de cigarrillos.

Reporteros de guerra en el asfalto que narran historias de flores consumidas en escalones de escaleras a ningún cielo, a la espera de encontrar portales de huida, donde poder curar las cicatrices que ponen precio a su utópica cordura. Pero el mundo está en terrorista sequía, perdido esta mi corazón que baila a solas la danza de la lluvia en esta soledad.

by_luis7

Metamorfosis

Llega un momento, en el que hay que decir basta y dejar que esas ideas que te picotean la mente como buitres tras la carroña, por fin vuelen lejos de nuestras costillas.

Es muy humano anidar y acomodarse en un sentir fácil, y culpar de las imperfecciones en las que nos dormimos a otros seres, cuando el aire nos trae piedras en camino por el cual divagan nuestros almas, pero nuestros cuerpos están formados de agua y la piedras son carne de cañón entre las lágrimas, solo hay que evaporar nuestro ser entre las luces que nos iluminan cada día y dejar de apagarlas a cañonazos sin sentido y buscar el compás en el ritmo de nuestros propios latidos, para encontrar los nidos de serpientes que nos obligan ha arrastrarnos por el mundo.

Equivocarse es tan sencillo que nadie está libre de hacerlo, pero equivocarse una y otra vez; y por ello caer en el cálido hogar de culpar a la rotación de la tierra de nuestros propios pecados, eso convierte nuestra mente en un coladero lleno de espíritus que te clavan sus espinadas garras.

Pensamientos enraizados entre las vértebras, que no te dejan pétalos de flores en las calles que transitamos, sino que te siembra entre malas hierbas que uno mismo riega y que deja crecer.

Pero el alma es el fuego que puede dejar en cenizas estos jardines y el corazón es el jardinero que puede vencer al búho que nos habla en la oscuridad. Solo hay que dejar que te susurre al oído las palabras que te hagan decir puedo, quiero,…

Y renacer entre los despojos que nosotros mismos en un día decimos sumergirnos.
by_luis7

Corazón

Latidos de tinta estrellada contra estas hojas. chorros de poesía; mis venas, arterias derramando conflictivas hormigas rojas; que me picotean las palabras que sean dibujado solas en este papel reciclado.

Latidos. En busca de un sacacorchos que descorche este corazón de sus costillas, que rebote contra el techo y caiga a los pies. Pies, cama caliente que acaricie sus ventrículos durante el invierno que enfría sus mejillas. Sábanas de infarto, que no maten los aleteos de sus sentimientos sobre tu blusa.

Taquicardia. Viento que se cuela por las rendijas de tu falda en esta oscura habitación; jadeante corazón, tras el maratón de tu blanco cuerpo; folio donde se rima en verso. Colapsado, se acuesta sobre tu vientre, piensa entre sudor, sangre y la tinta que te escribe, que quizás mañana tenga fuerzas para desabrochar el botón de tus costillas.

Sólo fue un sueño, soñado por un loco corazón…


by_luis7

Universo

Voy a contarte que se siente…

Cuando mi universo solo puede vivir en la senda que traza tu sonrisa, que forma esta brisa de aire que me golpea la cara con tu perfume en la madrugada. Yo, un loco trapecista de pesadilla que piloto las palabras con un motor con las revoluciones por los aires, que me conducen hacía las curvas de tu cuerpo, sin frenos me cruzo con tus ojos y sin un arnés donde sujetarme me precipito al abismo que me adormece y que me hace caer en tu frenético mar azul.

En una botella con hielos viajo a la deriva surcando mares de llantos en la noche. Náufrago, sin una brújula que me ponga rumbo hacía tu blusa, y así poder encallar contra tu pecho, isla desierta donde intentar injertarme entre tus costillas y así poder florecer junto a tus sueños.

Porque solo tú…

by_luis7

Desgarro

Y a este corazón macerado en ácido sulfúrico para curar sus heridas, en cada noche ve como le bailan a solas las palabras en este papel arrugado, por tantos años de deslizar sus lágrimas. Sus latidos temblorosos claman letras al cielo, para pedir que alguien lo injerte fuera de estas costillas que lo arañan con cada puñetazo poco poético.

Se me acurruca entre unos hielos, para sentir en su tórax un poco de calor, pero se quema entre tanto frío sentimiento, y sus cenizas entre mis entrañas es su fatigoso final.

Descansa en paz entre los despieces de mi alma, olvidado de cualquier resto de cordura, se desangra entre sus últimas palabras de socorro, para evitar terminar en el desguace de un viejo cajón.

by_luis7

Madrugada

Madrugada. Corazón que se estrella contra la pared de mis costillas, se golpea una y otra vez para poder huir. Viajar lejos de mi; para no naufragar en los mares de lágrimas; tinta donde de se ahoga la pluma que me narra en hojas blancas.

Inválido. Se arrastra por las esquinas de su cárcel, habitación que lo acorrala contra el dolor. Hogar en llamas donde una espiral de flechazos le ofrezcen en sacrificio. Mártir de los fracasos de mi mente.

Solo. Se ha desclavado de las espinas que lo enredadan a mi alma y corre sin mirar atrás. Lo veo partir de mi, y solo me guardo en un vacio cajón hasta que vuelva…

…aunque dudo de que vuelva con su poesía.

by_luis7

Revolución

El corazón que desde hace años se incrustó entre mis costillas se ha convertido en un terrorista. Revolucionario que me ataca por las noches con cócteles molotov rociados de sentimientos, impregna mi mente de ideas baňadas en napalm que hacen que mis neuronas se consuman en estos días en un agónico deseo.

Traza barricadas sombre mi alma, para que la cordura no disuelva a cañonazos su anárquica revolución. La razón acabó saltando por los aires, con las bombas que colocó en mi ser en está madrugada; la metralla se me clavó en los ojos y cegó la poca coherencia que todavía habitaba mi ser.

Y malherido por tan sangrienta sublevación, me arrodillé ante el nuevo régimen que se me avecina y que por fuerza se me ha impuesto.

by_luis7

Lobos

Lobos aullando hambrientos, feroces almas que se devoran con frenético placer.

Caminan entre los senderos de cemento en busca de la salada sangre de sus congéneres que engorde sus cuerpos, egoístas perros rabiosos que exalan de sus gargantas graznidos entre las tinieblas que los oculta, difuminando sus negros corazones, tiznados por el humo de la monotonía de unas vidas que son hiladas con los ásperos hilos de la envidia.

Sus lenguas lamen con compasión las heridas de sus compañeros de manada, infectadas llagas que sus propios colmillos desgarraron un dia con delicado placer, entre sonrisas y risas.

« Ser humano »

by_luis7

Amantes

Me deje caer al suelo, de rodillas me perdí en escribir parte de mí en un papel que estaba mojado; difícil trazar líneas rectas entre la humedad cuando caí en el tormento de conocer a oscuridad, dama que con coquetería pasaba las noches en mi cama, me arropada y me acariciaba con sus frias manos; entre mis escalofríos pasábamos las horas en vela.

La negrura de sus ojos me cautivó y me aferreé fuertemente a su cuerpo. Los búhos que silban en la noche me susurraban que me alejará de tal dama. Yo miraba su falda cuando el viento se la alborotaba y pensé que podía jugar con ella, yo no comprendía que esta locura de amar a oscuridad nunca tendría un final feliz.

Pero. Un día me tropecé casualmente con la luz,esa señorita de ojos brillantes que nuevamente me ilumina al andar, que se me abraza cálida y que con su fuerza me libera de las cárceles de mi mente, rompiendo los barrotes que han cegado mi alma acorralada por la oscuridad.

Me liberó de mí; yo que era mi propio carcelero en versos narrados a deshoras,presidiario de mis propios miedos, que me hacían caer en un mar de dudas. Ahora luz las evapora con su iluminada sonrisa, calienta las horas de nuevo en mis días.

Ahora camino por cada uno de sus lunares, es algo que hay dentro de mi.

« Cada día es un nuevo sol »

by_luis7

Extraño

Hoy me encuentro confuso. Estoy como el día que lo mismo hacé sol, que lo mismo llueve; y este sentimiento me parece un tanto extraño y no le encuentro un sentido gramatical a las palabras que materializó en estas hojas blancas; la cuales empiezo a emborrachar de tinta carmesí.

Mi corazón pasa de la sintaxis, anda todo loco y no deja de brotar por los morfemas de este papel; su sangre me salpica cegándome de sus ideas de garrafón. Mis ojos no me dejan ver el objeto directo al que escribo.

Y aunque entiendo que es difícil pasar a hurtadillas por las conjunciones que unen mi alma a tu cuerpo, hoy y solo un día como este me salto las reglas ortográficas que me rigen a este mundo.

Pero le faltan a este corazón verbos que conjugar para narrarte en versos, que te besen el alma en la madrugada. Y a falta de adjetivos que te describan en esta oración, tira de poner cara buena al verte pasar en las fotos que pones en frases a deshoras, y que llenan de faltas mi cama.

by_luis7

Habitación

Mi mente, habitación para ella. Esta vagabunda utópica de mis neuronas en las horas que solo el búho toma cobijo en el alféizar de mi ventana. Ella, la equilibrista de la oscuridad de mis perdidos hemisferios, bailarina que torpemente patalea con ceňo fruncido mi materia gris. Mariposa con pensamientos subjetivos que revolotea sus tacitas alas entre mis ideas grises.

Ella, el noctámbulo ser del desdén humedo de este rincón esquizofrenico donde me escribo entre los versos garabateados en papel lija. Palabras sobre los coloreados abismos que a hurtadillas visitan mi loca alma, para atormentarla entre mis sueňos. Mi alma; que viaja por las hojas de esta libreta, pérdida entre los caprichos de esta dama blanca. Inspiración.

by_luis7

Matemáticas

Hay tanto corazón para sumar a la ecuación que resuelve la incógnita de tu piel. La tagente de mi alma se enreda entre tus integrales de falda corta; que dividen el tiempo y restan cualquier resto de cordura.

Tú. Encarcelada en mi retina, áureo sentimiento el de verte pasar entre las líneas de estas hojas, pero me trazo a solas paralelas en las curvas de tu compás ardiente; matemática ilógica y poco racional que me multiplica el deseo.

Perdido. Me sobran ganas y me faltan dedos, con los que sumarme a los puntos cardinales de tu cuerpo. Geometría entre versos que te dibujen de madrugada en rectángulos de sábanas donde perder la razón.


Lápiz y papel. Para hallar la función directa a tu desnudez, algoritmo que me encierra el código de tus costillas. Se me amontonan los problemas para abrazar el ritmo de tu corazón.

by_luis7

Alcohol

Y estas putas ganas de comerte a versos, de recitarte con las manos o será que el ballatine’s nubla mi cordura.

Pero esta angustia que me agita contra el vaso es tan real, ¿que como puede ser locura? Si cada noche es el búho que se asoma a mi ventana y siento como me ahoga entre unos hielos, sábanas frías que me arropan. 

Y si en realidad todo es un ataque de sinceridad, ayudado por el alcohol y las horas en soledad, que llaman a esta puta necesidad.

by_luis7

Reloj

Yo escribo desde mi ventana al ritmo del tic tac que marca el corazón que mueve las agujas de este viejo reloj, que apático, late al compás del caer de unas hojas marchitas que se deslizan de estos árboles, que frente al frío del invierno se desvisten.

Desnudado su cuerpo ya, su alma vagabunda vive a la intemperie, libre de prejuicios; esos prejuicios que dan sentido a relojeros que dan cuerda suelta a este mar de árboles, y que visten de cobardía sus cuerpos con los harapos de una platónica irrealidad.

Como muebles que de pretendida madera noble, prefieren cubrirse con capas de polvo, antes de ser lustrados por la no tan utópica realidad y que por ello se descubra la menos honrosa carcoma que roe sus almas. Pero, no son conscientes de que el tiempo les pudre el corazón por las gélidas astillas de la hipocresía.

by_luis7

Escribir

A veces pienso en escribirte loco de mí, pero pienso que estúpida es tal idea que ronda mi cabeza; que locura está de escribir a la nada.

Pero llega un momento, en que me asfixio, que la necesidad de hacerlo es tan grande que me falta el aire; hace que tu rostro se entrelace tantas veces en mi mente, difuminado, que ya desconozco la realidad o la ficción. Mi subconsciente se convierte en la tortura de mi ser y entonces no puedo alejar tales ideas de mi y afloran sentimientos idiotas. Si, idiotas que acercan los demonios que devoran el alma, que hacen que la necesidad sea más fuerte, más vivaz,…

Que la de una mente y unas manos que comienzan incesantes a escribirte o indecentes viendo su comportamiento frente al papel blanco; con trazos de un bolígrafo que araña, desgarrando el papel con tinta llena de preguntas, que no hallarán respuestas. Pero, ¿es tan malo preguntar? normal preguntarse si a ti nada te desconozco, pero te anhelo como si conociera cada rincón de ti, como si hubiera pasado largo tiempo viajando por las esquinas de tu cuerpo, de tu mente,… y cada noche después del arduo caminar por tu piel tomará descanso sobre tus costillas y el latir acompasado, casi poético, de tu corazón acunará mis sueños de niño.

Sueños de un amanecer contigo, de tus ojos mirándome brillantes por el sol que cálido entra por la ventana cada mañana y sonroja tus mejillas.

by_luis7

Tierra

Sé que a veces lo que escribo me mata y otras por el contrario cura mis heridas. Pero que hacer, si sólo trazo los garabatos que mis ojos dibujan en mi mente en las noches a solas, cuando desde mi ventana veo a esa dama llamada Tierra.

Y como no hablar de tan triste señorita de ojos verdes, que danza por siempre a la luz de las estrellas, bonita dama que me tiene idiota, frente a su vestido de espinas que entorpece el caminar por su cuerpo y arañan unos descalzos pies en su cama marchita. La muerte la arropa entre papeles de colores y la asfixia en mares ardientes por el negro que le tiñe el corazón.

Desgarradas sus verdes costillas al sol, acuden al festín hambrientas rapaces; buitres que escarban entre sus extrañas en busca de la adictiva sangre dorada que se escapa de sus arterias, alimentan sus cuerpos con brillantes tripas y gordos por sus metálicos huesos echan el vuelo hacia otras damas que destripar.

La dama llora ácidas lágrimas que moja a los virus que habitan su alma, que en fratricida matanza; parásitos que luchan por el ya lastimado corazón de la verde dama.

by_luis7

Vivir

Si mi vivir es caminar entre galaxias; cada dia una cuerda floja que enlaza los planetas que nos conecta entre estos universos, sin un arnés que ate mi libertad; desataré, cortaré, arrancaré, desgarraré,… A mordiscos la soga de la horca que me estrangula con las trenzas de la rutina que asfixia el alma, mi ego.

Equilibrista de mi mundo, malabarista ante el filo de la navaja que corta mi medio limón, sentado saboreando el amargo borde de la corteza, veo el abismo, un mar de balas que esquivo con torpe destreza, a la salida del sol.

Pero dueño de mi circo, domador de las fieras que me atormentan. Trazaré el látigo de mis soles, de los de brillante luz; esos que digo que solo salen en las páginas de viejos libros, que a veces entran por mi ventana, bañan mis mejillas con un calor de esperanza poética, si la de los libros, la del libro de mi vida.

« Si no somos arte, solo somos almas errantes que como camaleones se difuminan en el paisaje. »

by_luis7

Caminante

Caminante en la desnudez, errante entre las hojas blancas de este cuaderno, frenéticas caricias de tinta roja que se deslizan veloces en el papel; como unas manos que recorren torpemente por primera vez un cuerpo en la noche, a la luz de las farolas.

Hielo que derretido en la copa que moja tus labios carmesí; humedad que entre los mordiscos de tu boca, se evapora por tus mejillas elevando este corazón al cielo, entre nubes de deseo acelerado; que provocan tormentas veraniegas que riegan este campo seco del alma, sembrando rosales entre los brezos.

Desangrado de deseo recorro tu fértil campo en busca de una fuente que calme la sed de mi tácito ser, sombra que alivie un corazón arado a candente acero, durante helados inviernos que se pierden en el camino del tiempo.

by_luis7

Afonía

Que escribir cuando la tinta se desangra a mares por las esquinas del papel blanco, cuando está mezcolanza de lágrimas y dolor ahoga todo tu ser asfixiando el alma, asesinando la esperanza, dejado tras de si un paisaje yermo, vacío,… lleno de preguntas que se difuminan entre sal, claman al cielo y a las estrellas, esos testigos que durante los siglos se mantienen impasibles frente al tormento de la carne; debil cofre, el de nuestros cuerpos.

Este cuerpo que se baña entre la amarga espuma de un mar de dolor, ahogandome en un remolino de perpetua agonia, que se clava más profundo, más hiriente que cualquier tormento fisico.

Como decir ahora palabras de consuelo, si mi garganta esta en plena afonía y no afloran sonidos que puedan aliviar este instante… como responder a las preguntas que me están matando a cada minuto de este fatídico día, un día que jamás tuvo que tropezar mi calendario.

by_luis7

Noche

La noche promiscua, que desvestida de sus viejos harapos; bailando con su fría desnudez junto a la fiel lluvia, el improvisado jazz de mis grises desvelos. Espíritus que noctabulean entre copas de añejo whisky, endulzandolo con la sal de vagabundeantes recuerdos en la penetrante oscuridad.

Negros los cuervos que libres de ocupación, navegan entre las tinieblas tallando como magistrales artistas del renacimiento; lápidas de tiritante mármol, sábanas que arropan envolventemente el cuerpo, erizando los suspiros del ser; que no quiere rendirse a la fratricida tormenta que impune le asesta perfectas cuchilladas con pasión desmedida, quebrando el alma.

Y el búho que pernocta en la ventana perturbando el sueño, testigo fiel del ulular de un corazón que se desanguiña cada atardecer esperando el caos nocturno. Sigiloso el viento que se cuela entre las rendijas del alma, dejando su fértil campo seco y yermo de esperanzas, ocultando los grañidos que devoran cinicamente la psique.

by_luis7

Poesía

-¿Que es poesía?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
-¿Que es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía… eres tú.

Y si bécquer ya nos dijo que poesía eras tu ¿Quién soy yo?… Para contradecir sus palabras, si solo soy versos en plena escritura, incompletos en busca de esa rima que te rime sin rimar y que te haga perfectamente rítmica en mi boca, pero la tortura de vivir en el agitante frenesí de coser hipérboles en el papel con estas agujas oxidadas, que enhebro entre las lágrimas que angostamente recorren los senderos de estás mejillas y cuales caudalosos ríos mueren en el mar.

El mar de esta alma locamente paradójica que esta llena de metáforas, que intentan describirte porque no encuentra esas dichosas palabras, entre las páginas mohosas de mi ser; esas que hagan poder recitar poeticamente tu nombre.

Y este corazón en perpetua metástasis que no paga el alquiler de mis costillas, por ser mal poeta, esta en busca de un nuevo hogar que su prosa no destripe sus músculos cada noche, que no lo obligue a dormir en colchones de espinas que clavan recuerdos faltos de color, humificados en blanco y negro por la ácida lluvia que oculta las estrellas, tu estrella.

by_luis7

Palabras

¿Que son las palabras? más que simples trazos garabateados en el papel o sonidos que exhalan nuestras gargantas, y que dispersos por el espacio nos ayudan a comunicarnos, pero en ciertas ocasiones las palabras son otra cosa:

En esos momentos, despojadas ya de sus superfluos ropajes y acurrucadas en nuestra debilidad, llamada por algunos sentimientos y por los más atrevidos arte. Dejan de ser meros trazos en el papel blanco y entrelazando letras, nos desgarran las emociones de nuestra alma. Plasmando entre lágrimas y sonrisas nuestro ser más profundo, más auténtico y dotándonos de un poco de humanidad.

Solo cuando la voz se nos vuelve quebradiza jadeando sonidos, que frenéticamente intentan expresar lo más humano y profundo de nuestro ser; solo entonces las palabras ya no son simples letras, es poesía, es magia que eriza nuestra piel y nuestra alma y nos convierten en eternidad.


« Solo si a las palabras se las dota de sentimiento seremos seres humanos y no simples entes perdidos en el tiempo. »

by_luis7