Anatomía 

Entre lunas, susurros de la anatomía de este último verso. Narraciones inefables vertidas por el oído, que inicia el formulario del párrafo de este armisticio.

Carne de cicatrices somos, frotándolas entre luces y sombras, un fenómeno reiterado entre las exudadas uñas que arañan este papel.

Finales inertes acuden ante este ejército de mordiscos, voces que escriben por la vieja estructura del cuerpo. Letras cosidas a la piel de tantos ciegos, amores.

▪️Traducción

Among moons, rustlings of the anatomy of this last verse. Unspeakable stories pouring from the inner ear, that begins the form of the paragraph of this armistice.

We are meat of scars that rub them between lights and shadows, a reiterated phenomenon among the exuded nails that scratch this piece of paper.

Inert ends como to this army of bites, voices that write on the old structure of the body. Letters sewed on the skin of so blind loves.


by_luis7

Escarcha 

Tú. Escarcha, pólvora mojada que encasquilla mis argumentos cuando comienzo a cruzar las rayas blancas que delimitan la razón.

Sueños de acera espolvoreados entre las esquinas del piano.

Teclas tocando a ciegas, el futuro imperfecto donde se desmenuzan los silencios de tu cuerpo.

Canciones de extrarradio escritas entre las baldosas que agitan tus tacones negros, agujas que se clavan por entre las capas de la piel.

▪️Traducción

You. Frost, wet powder that gets stuck my arguments when I start to go across that white lines that demarcate the reason.

Dreams of sidewalk dusted between the corners of the piano.

Keys playing blindly, the future imperfect where the silences of your body shred themselves.

Songs of outskirts written among the floor tiles that shake your black heels, needles that stab through the layers of skin.

by_luis7

Brujas

El silencio inundaba las habitaciones repletas de cuentos. Y sus brujas acechaban los sueños de los inocentes como si de molla fresca se tratase, las escobas amanecen golpeando las antiguas creencias de los inexpertos infantes, dejándoles como único destino la amarga moraleja de la vida.

ASC

Asida

Palabras

Escucho las letras de tus palabras

son eslabones de tristes sonidos

sesgando los sentidos

estrategias macabras

mordieron mis oídos

dejándolos heridos.

Y con carne cicatrices me labras

estragulandome con tus olvidos

callando mis gemidos

cuando me descalabras

tejiendo los tejidos

de recuerdos podridos.

Dibujos esperando que reabras

las puertas de los versos prohibidos

tinta en cuerpos dormidos

la sangre con que ejabras

los ropajes perdidos

entre besos bebidos

sobre aquellas sábanas de palabras.


by_luis7

Negro

Crepita el filo metálico de tristes ojos, que visitan el sesgado futuro, donde acechan descuartizas las ropas negras que visten el cuerpo.

Huellas rascan la piel penetrando el abismo de dos piernas. Y sus gritos se remachan contra el asfalto, grietas que se abren bajo la ventana.

Escamas del ingrato exfoliante que trataba de cortar las espinas donde se enhebraron las manos.

▪️Traducción

The metallic edge of sad eyes, that visit the biased future where the black quartered clothes that dress the body stalk, is crackling.

Traces scratches the skin while penetrate the abyss of two legs. And its shouts clinch itself into the pavement, cracks that open under the window.

Flakes of the ungrateful exfoliant that were trying to cut the thorns where the hands threaded themselves.

by_luis7

Monstruo 

Muerto. Entre tantas veces que se escuchó al frío monstruo frente a la puerta, chasquidos contra esta frágil sien. Ingrato el precio, para apagar el líquido elemento que precipita estos viejos ojos, en un áspero mar.

Cruel y agitador perfil. Se refleja en la inquietante mentira con su desfigurado arte, Audaces pinceladas, para machacar flores rojas contra el yunque de la dolorida verdad.

Paisajes grises tieñen de nuevo el tiempo, cucarachas que cohabitan junto a los sueños entre los orificios de antiguos lugares, donde acumular los restos de la amalgama de tantos recuerdos.

Cinéticas imágenes, recorren el organismo con su lento deambular, espolvoreando a su paso el errático aroma que las impregna el cuerpo.

by_luis7

Miedo

Matame. Tú, el miedo en el fibroso y intangible instante en que comienzas a beber de la piel, correte las vértebras mojando estas escaleras al oxígeno con tu ser.

Arde por los nervios. Quema, no dudes en hacer de esto cenizas, que tus jadeantes manos acaricien mis últimos restos.

Muerde. Desgarra la carne como puedas y arranca el alma incesante, zarandeando las hojas de este libro, páginas en blanco leídas con desorbitados ojos.

▪️Traducción

Kill me. You, fear at the fibrous and intangible moment when you begin to drink from the skin, come vertebras while you wet this stairs to the oxygen with your being.

Burn through nerves. Burn, don’t hesitate to burn to the ground, that your panting hands caress my last rests.

Bite. Tear meat how you can and rip incessant soul while you shake the sheets of this book, blank pages read by exorbitant eyes.

by_luis7

Cadenas 

Y estos eslabones entrelazados por las fibras del cuello, ahorcando los sonidos que chirrían en la garganta. Aullidos inciertos, que devoran el aire rancio del bosque de hierro y cemento.

Tú, hermético cementerio adornado de miles de luciérnagas estáticas, que observas las hipocraticas figuras cárnicas que deambulan entre tus cavidades de humo.

Rebaños infieles que se acumula a las puertas del infierno, abiertas con el acelerado paso que marca el reloj, para alimentar este último placer.

▪️Traducción

And these intertwined links by the fibres of the neck hang the sound that screech through the throat. Unsure yells devour the rancid air of the forest of iron and cement.

You, secretive cementery decorated with thousand static fireflies observes the hypocrite meat statues that wander among your cavities of fumes.

Unfaithful flocks gather themselves at the doors of the hell open with the rapid pass that clock indicates to feed this last pleasure.

by_luis7

Clavos

A través del añil que por segundos silenció el transportar del tiempo; se ve el gesto de una boca ausente ante el ideal sin rostro, que estrofa la pesadumbre por el espejo.

El correrse entre grafías, tanteado el alma para alcanzar el fuego eterno, no amaina el motor cilindrado de su ser.

Son clavos penetrando entre las páginas de su carne acelerada, hasta vaciar los envases de vidrio que retienen su espíritu, alimentando parásitos con los últimos despojos de un alma vertida entre tantas manos.

by_luis7

Agua

El vítreo envase se vierte una y otra vez, circuncidando con el caer de sus gotas las hélices, tentáculos que sujetan los hilos del esqueleto a la tierra. Cal viva efervesciendo por entre los orificios de la atmósfera cárnica, esparramando al ser; a través de las suturas de la almohada que retorció ayer los sueños.

Arden los axiomas por su tejida piel, con el vaho que impregna este perímetro que guarda las imágenes distópicas, que acuden al festival noctívago con sexual vagar. Pasajes de saliva recreados ante el espejo desquiciado, que observa al hombre consumir del negro sabor.

by_luis7

Sombría 

Se abraza como la sombra que acuna el horizonte al atardecer; descuartiza el organismo para cobijar al frío humano, del invierno que se esconde tras las hojas de árboles desnudos.

Abre puertas a la muerte; con el roce metálico de sus sonidos, tintineo embriagador de sensual caminar, que zarandea los huesos entre costras de barro.

Encierra tras sus pasos; silencios entre los castillos de piel, argamasa que sujeta las agujas de la escarcha que se acumula ante el ojo impertérrito, que observa este divagar suyo hasta alcanzar el cielo azul.

Vestigio del insípido paraíso sin nombre; que arrulla las almas que circulan entre los altares de la carne, sustancia que se quebrará tras su abrazo sombrío.

by_luis7

Nervioso

Otra vez disparando tinta experimental a tus pupilas y escondiendo la mano, esa extremidad de ambivalente deseo que trata de fluir sempiterna entre los arañazos al maremágnum de capas que resguardan tus pensamientos.

Inhumana coraza que intranquiliza mi tranquila ansiedad, y vierte las moléculas de mi neuroglía en un terremoto de ideas desparramandose por los suelos. A tus pies, bajo los efectos del síndrome postraumático de esta neuroscopia de nervios.

Pero. Clavar mi mirada en tu sonrisa, sosiega el ajetreo de la biología que sostiene mi trémula alma. Tú. Rincón que expones el temario que enciende la luz que cosquillea mis días; mujer de tinta. Que acribillas a bocajarro con las palabras de tu voz, la oscuridad que persigue la carne humana que dilimita mi ser.

by_luis7

Cristales

Te busco tratando de enjaular estos silencios recolectados entre los cristales, que un día cortaron la carne de tus cuerdas vocales.

Hoy me brotas entre estos mares de versos, ahogando las putas lágrimas que prostituyen mis pupilas tras tu piel. Vomitando los recuerdos de las desdibujadas líneas que delimitaban tus piernas.

Curvas inertes ante el ejército de hiperactivas hormigas que carcomen mis nervios tras el seísmo de tu corta falda, arrancando mis costillas, disparando mil tormentas con una sola de tus sonrisas.

by_luis7

Gotas 

Miro las gotas de sangre que se deslizan por entre las muñecas, corazón triturado brotando profusamente de infligidas heridas. Es carne tronzada con el frío cristal de tus dos ojos; que poco a poco va apagando los últimos estertores de este carcomido cuerpo.

El triste silencio se entrelaza dentro del diluido costillar, buitre feroz que anida entre las vísceras de este muerto ser, arrancando huesos y células, asesinando entre la tinta roja derramada sobre el blanco, donde en otro tiempo se escribían poemas.

Rítmico goteo del reloj sanguíneo. Acompasa las páginas húmedas de esta última historia, narración viscosa y metálica de penitentes manos; que sólo buscaban calor en el alma que se desvanece entre las tinieblas.

▪️Traducción

I look at the blood drops sliding between the wrists, minced heart arising profusely from inflicted wounds. It’s chopped meat with the cold glass of your two eyes; that bit a bit it dampen the last death rattle of this consumed body.

The sad silence is intertwined into the diluted rack, ferocious vulture that makes his nest among the entrails of this dead being, uprooting bones and cells, murdering in the red ink spilled on the white, where in another time poems are written.

Rhythmic dripping of the blood clock. It adjusts the wet pages of this last story, viscous and metallic tale of penitent hands; that they only look for hot in the soul that it fades in the dark.

by_luis7

Luna

Enclavado está tu recuerdo entre las arterias que riegan estos campos neuróticos, que escriben entre tantas lunas, susurros de la noche, cobijadores de la gasolina que recorre las escamas de este viejo cascarón.

Viento esparciendo cenizas, restos de las caricias de tus palabras. Locas cerillas que prendieron poco a poco los sentidos de esta caja torácica.

Rotos huesos. Yesca ardiendo entre tus silencios, senderos que recorren los ciegos sentimientos que te escudriñan entre las sombras de esta fría pirámide.

▪️Traducción

Setting deep is your memory among the arteries that they water these neurotic fields, that they writen among so many moons, whispers of the night which they wrap up the petrol that it goes down the flakes of this old hatch.

Wind spreading ashes, remainders of the caresses of your words. Crazy matches that they set fire to the senses of this thoracic cavity little by little.

Broken bones. Tinder burning among your silences, paths which go over the blind feelings that they scrutinize you among the shadows of this cold pyramid.

by_luis7

Mariposa

Ciega ante el espejo. Trazaba letras con las lágrimas que su cuerpo exhalaba, tras el azul de sus ojos. Entre los cristales de hielo, su mente revoloteando en busca de la perfección.

Loca mariposa. Que se arranca la piel en cada poesía que su alma vomitaba; esparcimiento entre las hojas de su libreta las heridas del corazón.

Arde su garganta. Fuego que brota de su ser quemando la cárcel que enjaula sus pupilas, germinados de nuevo los ojos, su alma se abre libre ante el mundo.

by_luis7

Gangrena 

Escribo y mis neuronas revolotean. Entre los disparos de tinta que desborda mi tórax, salpicando el escritorio, con palabras en busca de tus ojos.

Luces que alumbraban a estos pies que se deslizaban sobre aquel asfalto, que recorrían en busca de los sueños una mente desquiciada, tras desabrochar tu blusa.

Falta oxígeno entre tanto ruido, la gangrena del tiempo esta pudriendo las hojas de aquella libreta; donde trataba en vano, de tallar tu desnudez.

by_luis7

Letras

Sólo fue un sueño o quizás un espejismo tras bañar reiteradamente las neuronas en alcohol, pero soñé que éramos letras en un mar de palabras, acentuadas entre las sutiles metáforas que formaban nuestros cuerpos.

Éramos oraciones. Narraciones en prosa sobre las sábanas, un lienzo que esperaba ser historia. Pero nunca encontramos la rima adecuada y nuestros versos carecían de la saliva necesaria para convertir nuestro deseo en poesía.

Y sin dejar de parafrasearnos íbamos perdiendo todo sentido gramatical entre polvo de tinta, como libros olvidados en un cajón a la espera de las caricias de otras manos.


Maria Antonia Moll
by_luis7

Haibun

Puerta

Su pelo alborotado frente aquella puerta, que ella le abrió con el ímpetu de sus dos pequeñas manos… y ella sonreía, mientras caminaba torpemente con sus bonitas piernas. Hasta conseguir abalanzarse sobre aquel asustado ser, que retorcía nerviosamente su alma entre sus abrazos… tratando en vano, de escapar del calor de aquel pequeño cuerpo.

Nerviosas almas

fusionando la noche

húmeda calle.

by_luis7

Vietnam 

Esto no es un garabato más sobre el papel, son letras que reptan por la jungla de asfalto hasta tu ventana. Letras de guerrillas bañadas por la lluvia naranja que derramas sobre las manos, que arañan cada una de las vértebras de este alma.

Bombardeo donde viertes palabras sumergidas en napalm, sobre las costillas que fortifican este corazón que sobrevive a duras penas con un fusil de tinta encasquillada, por la humedad de tantas lágrimas vertidas desde que tus dos piernas iniciaron esta guerra fría.

Y tú. alma armada con un kalasnikov cargado de mentiras, agujereas con tu mala puntería este hipotálamo. Que impregnado del brote poético de verdes plantas, se derrama una y otra vez, para colorear de sentimientos este desdibujado asfalto que circunvala tu cuerpo blanco.

by_luis7

Valhalla

Mis ojos se desencajan de sus órbitas oculares cada mañana, en busca de una opacidad de emergencia para sus retinas. Al ver impotentes como se activa la oscuridad nerviosa, que cubre las neuronas que analizan los pixeles de la sangre; que brota a mares de los enjambres de asfalto, donde van a fenecer tantas almas en nombre de algún cielo.

Atmósfera. Valhalla que desinjerta las risas que circulan por entre los campos de cemento, para colorear su ausencia con la viscosa insensatez de miles de dioses, que nublan los cielos de cordura de tantos corazones. Almas que siembran espinas entre las calles que les conducen hacía el ocaso de su atropellado ser.

by_luis7

Barbecho 

Mis palabras te buscan en cada noche fría, para cobijar sus letras entre tus costillas. Y así calmar la inanición en la que se precipitaron tras el último portazo, donde me pillaste las manos que te dibujaban en cada cuaderno.

Tuya era la piel que me encadenaba contra el papel en cada insomnio, frente a la sombra que se dibujaba entre el humo de un cigarrillo. Donde mis garabatos de ceniza se convertían en poemas.

Y ahora escribo en gris, a falta de la inspiración que me regalaban tus abrazos, esos que rompían los barrotes del dolor que encarcela a mis entrañas en una condena perpetua. Y aquí me encuentro postrado contra el escritorio, donde mi tinta intenta deslizarse entre las rendijas de esta cárcel, en busca de aquellas manos que escribían caricias sobre las sábanas.

Sábanas que ahora me cubren los sentimientos para protegerlos contra el polvo que desprende este periodo en barbecho por donde escribo.

by_luis7

Historia

Capítulo IV

Ella se fue agazapando poco a poco entre la frondosa maleza, mientras se escondía de aquella luz, iba analizando sistemáticamente las imágenes con las que sus dos intrépidos ojos iban inundando insistentemente su curiosa mente. Entre tanto unos escalofríos de intranquilidad se fueron haciendo presa de su joven alma; ella no podía dar crédito a lo que estaba sucediendo delante de su tembloroso cuerpo.
Los habitantes del pueblo esos que conocía desde que era una niña y que había estado observado durante tantos años, y que siempre desde su joven pensamiento le habían parecido tan sólo simples pueblerinos, ahora se mostraban tan tenebrosos entre las sombras que iba dejando una gran hoguera en la noche. Verdaderamente ella se sentía muy sola en aquel apartado lugar contemplando con tanto asombro como aquellas desnudas siluetas danzaban al ritmo que iba marcando el crepitar de unas llamas al consumir la madera seca.
De pronto todo aquello cambio. Cuando su garganta dejó escapar un hilillo de voz por el dolor de sentir el tacto de unas manos apretando con tanta fuerza su pequeño cuerpo en la oscuridad.

(continuará…)

by_luis7

Desierto

Mis textos sufren una sinapsis química entre las manos de un distraído esquizofrénico, que se impregna con la metralla de los márgenes de estas hojas que le cortan los dedos. Sangre que derrama entre las palabras con las que apuñaló cada día su materia gris. Escribo desde la peligrosa cárcel de los sueños que guían su espíritu por campos de cemento.

Tristes frases construyendo el puzle de su ser tras cada noche abrazado a las sombras de su habitación. Letras que acechan a su corazón de papel reciclado, donde mis ojos tiñen con poesía. Las cicatrices que adornan las arterias que recorren su cuerpo, hilos de promesas tejidas entre los susurros del viento que agita las hojas de los árboles de hormigón, del páramo desierto que tiene entre las costillas.

by_luis7

Piratería

Con mi mala letra y viento a favor pongo a navegar mis palabras entre miles de agitados papeles, mares de tinta donde tras varias botellas de ron me dedico al abordaje de tus latidos. Patente de corso otorgada en favor de tu falda negra, bandera que lidera mis clandestinos sentimientos en cada nocturna batalla de este viejo cascarón, cuerpo que naufraga tras tu extraño caminar.

Marinera de agua dulce que salazonas cada travesía en la que me embarcó junto a este capitán, que zarpa en busca de la isla desierta del tesoro que se esconde tras tu blusa. Tú. Con tus cañonazos, sonrisas que le parten la quilla a este barco pirata que capitanea mi corazón con tan mala pata y garfio en el tintero entre tanto oleaje gramatical que marea mis desaliñadas emociones.

by_luis7

Historia

Capítulo III

Ella se fue arrastrando tan rápido como el miedo que recorría su ser se lo permitía, hasta que por fin después de unos minutos, que sin duda ella creyó que eran horas, consiguió esconder su agitada respiración detrás de los restos de una lápida; que por lo que pudo descifrar de entre las borrosas letras, perteneció a un antiguo terrateniente del pueblo.
Mientras estaba allí escondida e iba poco a poco recuperando el aliento, miles de preguntas invadieron su hiperactiva cabeza; su mente no era capaz de lograr encontrar una forma lógica de explicar que era aquello que sus dos retinas habían vislumbrado en la oscuridad de la noche.
Durante un largo rato estuvo lamentándose reiteradamente sobre la mala decisión que había tomado al desviarse del camino para entrar en aquel lugar sola, pero tras este mar de dudas inicial, decidió que tenía que averiguar que era lo que realmente había visto y tras armarse de un gran valor se fue acercando cautamente con el ceño fruncido hacía las sombras que dejaba aquella luz en la noche. . .

(Continuará…)

by_luis7

Historia

Capítulo II

Tras tantear aquellas verdosas piedras durante unos minutos, rápido pudo apreciar delante de ella un pequeño pasadizo detrás de un tupido matorral; que sin duda ella creyó que conducía al interior de aquel lugar, que ahora ante sus dos brillantes ojos parecía erigirse un tanto misterioso.
Sus dos pequeñas e impacientes manos, se pusieron frenéticamente a despejar el matorral que la impedía cruzar hacia aquella oscura cavidad, con el mayor sigilo que le posibilitó la desbordaba ansiedad de no poder observar lo que sucedía al otro lado del muro.
Sin perder más tiempo en limpiar el lugar, se dispuso a entrar por aquella abertura arrastrando su cuerpo por la tierra húmeda. Con un poco de esfuerzo por fin pudo ver cumplido su deseo de traspasar aquel maldito muro que la impedía conocer la explicación sobre la extraña luz que la hizo cambiar la trayectoria hacia su casa.
Mientras se limpiaba la suciedad de sus manos frotándolas al pantalón, se percató con una mezcla de desilusión y de sorpresa de la inesperada calma que reinaba aquel lugar. Pero de pronto dejó caer estrepitosamente su pequeño cuerpo al suelo, y se arrastró por entre la espesa hierba al ritmo que la marcaban los latidos de un acelerado corazón que habitaba bajo su pecho.


(continuará…)

by_luis7

Mentiras

Cuanta palabra vacía que se esconde detrás de la piel de unos bonitos labios. Tantas letras de destrucción masiva que se cuelan a hurtadillas por las rendijas de nuestros cuerpos, y nos fisuran las costillas. Fríos cócteles molotov que se van poco a poco empotrando en el tórax, sembrando un mohoso caos dentro del alma.

Historias narradas deliberadamente en braille para dibujar a base de puntos, ficticios paisajes a tanto invidente corazón que es zancadilleado una y otra vez, entre las esquinas de los cristales de tanta botella vacía. Restos de una anestesia improvisada de urgencia ante la cantidad de heridas sufridas, cada vez que sus músculos se quiebran frente a tanta superflua palabrería.

by_luis7

Historia

Capítulo I

Siempre regresaba de madrugada por aquel apartado camino que la conducía directamente hacia su casa; aunque la gente del pueblo solía murmurar que una muchacha tan joven, no debía de transitar por una calle tan apartada a esas horas de la noche. Pero ella siempre hacia oídos sordos de tales advertencias, pues era demasiado orgullosa, para ser retenida por unas palabras que a su forma de entender le eran verdaderamente fastidiosas.
Mientras iba caminando absorta en aquellas palabras que su mente recordaba, observó una extraña luz que procedía de aquel viejo montón de piedras, que en otro tiempo fue el cementerio del pueblo. Pronto, en su aniñado rostro se trazo una mueca de ansiosa curiosidad, que la animó a cruzar apresuradamente el campo de maíz que la separaba del antiguo cementerio. Cuando por fin logró atravesar el maizal, intentó saltar la destartalada tapia de aquel lúgubre lugar, pero sus cortas piernas no colaboraron en aquella labor, pues era una chica más bien bajita, no más de un metro sesenta de altura y esto le podía causar problemas cuando se trataba de intentar acometer el asalto del muro de un desvencijado campo santo. No obstante, tenía un gran ingenio para solventar esta desventaja y pronto sus dos azuladas pupilas se pusieron a escudriñar con ahínco el terreno, en busca de otra forma de sortear el muro que la impedía averiguar que escondía aquella extraña luz.

(continuará… )

by_luis7

Imagen

Aquí me encuentro acurrucado sobre los márgenes de este amarillo papel, tratando de plasmar entre las fibras de su vieja celulosa las imágenes que se metabolizan con tanto esmero en mis retinas.

Una metástasis de color que se impregna en cada una de las letras que mis manos van pintando con su frenético ritmo. Un intento fallido de garabatear el mundo cada vez que me despellejo la piel desde mis entrañas.

Vísceras. Que articulan con tanta libertad los músculos que tejen el recipiente de tinta donde derramo los sentimientos, que me acercan las luces con cada nuevo amanecer.

Brillantes destellos que se implosionan dentro de mi materia gris, dotando a mis neuronas de un nuevo alimento que nutra sus conectivos estómagos. Para poder satisfacer de una vez por todas su egoísta ansia de conocimiento.

by_luis7

Tautograma

Pretencioso príncipe prefiere principalmente pueblos pobres para parroquianos pescadores, pues pronto pescan perlas para promocionar palacios para preciosas princesas.

Planifica pedir préstamos para perfectos perfumes, pues pretende parecer pudiente para poder pescar primero pareja, para permitirse poder procrear primogénito para primavera.

Pulcramente perfecciona poemas, pérfidas palabras preparadas primorosamente por premiados poetas para poder pronto proceder.

by_luis7

Relato 5

Eran tantas las horas que él se pasaba acurrucado frente a los restos olvidados de aquella aceña, que poco a poco fue mimetizando sus sentimientos en aquel río.

Donde se desbordaba, escribiendo con locura a su medio limón, ácida dama, que le habitaba con tanto desaire el alma desde hacía ya varias limonadas.

Él estaba tan atrapado en aquel maldito brebaje; que intentaba sanar su tórax con las caricias que su mente trataba de atropar en los retazos de aquel sulfúrico desamor, que nunca se preocupo de escuchar los susurros que el corazón le dejaba tras cada rechazo.


Lidia Fontecha
by_luis7

Tiempo

Mi tiempo difuminado…

                   …entre tus senderos…

…perdido…

…tratando de hallar el botón que tu blusa desabroche…

          …que tu pecho en mis manos sea mi consuelo…

                                    …cada noche…

…que tu corazón sea la canción…

                   …melodía para esta mente…

…que sin sentido te escribe.


by_luis7

Ansiedad

Esta nerviosa electricidad que recorre con tanta ansia mi cuerpo; trenzando sistemáticamente mis cuerdas vocales hasta ahogar los sonidos que exhala mi boca.

Tanto cortocircuito que se implosiona dentro de mis pulmones por la ausencia de las emociones que nutran de nuevo mi alma. Desfallezco frente a esta copa esquizofrénica donde derramar las últimas lágrimas de esta noche.

Y mis músculos se contraen contra la tinta que me narra entre las vocales de este texto, enraizando mis costillas al papel para lograr encontrar la salida de este caótico laberinto donde me pierdo en cada despertar.

by_luis7

Carta 2

Hoy quería detenerme un poco y así poder dedicarte estas líneas, a tí, mi futuro ser. Te escribo allá donde te encuentres dentro de unos años para decirte que espero que la lucha mereciera la pena y que así hayas podido lograr conseguir todo aquello que tú y yo anhelamos. Se que el camino no te ha sido fácil, pues he sido parte de él hasta el día de hoy, un testigo fiel de tu tránsito por la vida.

Espero que no me guardes mucho rencor por los errores que yo cometí en tu ayer, pues te sirvieron de autocrítica y así pudiste mejorar como ser humano. Soy consciente de no haber estado a la altura de las circunstancias en tu pasado, y con ello compliqué nuestro porvenir.

Pero. Deseo que nuestro convivir se convirtiera en un aprendizaje acelerado y que con ello hayas conseguido poder valorarte más de lo que yo lo hacía, pero sobre manera espero que hayas aprendido lo importante que es valorar y perdonar a los demás. Pues como has podido comprobar en tu propia piel nadie está libre de errar…

by_luis7

Amor

Amor. Sustancias químicas que exuda mi cerebro cada vez que te veo pasar. Extraño, ese caminar que revuelve en tromba mis mariposas kamikazes hasta estrellarse contra mi tórax.

Mis ojos se descontrolan en una implosión de colores, que ciegan mi alma ante cualquier dolor.

Tú con tus pasos precipitas mi cuerpo en un efecto invernadero que sofoca mis sentidos, y sin sentido me desvanezco ante esta frustrante espiral al verte y no poder llegar a tocarte…

by_luis7

Relato 4

El Samurái

Cuando comencé a andar, él ya tenía inculcados los valores del 武士道 bushido.

Cuando comencé a leer, él ya sabía manejar la espada.

Cuando entregué mi flor, él ya había construido su propia 小屋 choza.

Cuando me casé, él ya había tenido descendientes de una bella ニンフ ninfa.

Pues cuando lo olvidé, él ya había muerto.


Lidia Fontecha

Relato 3

Hacía ya tiempo que su vida era como la de aquel prostíbulo de carretera secundaria.

Olvidado. Él se perdía entre los recuerdos, que sus ojos ya cansados buscaban en una fotografía desgastada, donde apenas se podía apreciar el pelo zaino de aquel amor de otra vida.

Eran tantas las cicatrices que había en la piel que recubría aquellas manos, odaxelagnia que fue grabando el tiempo en su fatigoso recorrido hasta llegar a la temible senectud. Ahora yacía entre las heces del pasado, recuerdos de una antigua época… Mientras exhalaba su último aliento.


Lidia Fontecha
by_luis7

Relato 2

El secuestro

Paredes de ladrillo húmedo llenas de tantos números, donde mis manos intentaban asumir los días que pasaba allí encarcelada. Doscientos sesenta y siete. Días que para mí se convirtieron en años… Tantos intentos de tranquilizarme, tantas reflexiones que se ahogaron contra aquellos muros. Pero… -¿Cómo podía aceptar mi desdicha? -Más tarde o temprano tendría que huir de aquellos malditos diez metros cuadrados que tenía para moverme, para dormir… Allí yacía, junto al hedor de aquel cubo.

Había momentos en los que mi alma moría o más bien quería morir. Pues ya no era el añorar la familia, los amigos o aquella vida. Era el ansia de libertad, al fin y al cabo -¿Qué derecho tenían ellos de quitarme mi libertad?, -¿que derecho tenían a tratarme como una mercancía? o -¿como a un trozo de carne?.

Tuve que ser fuerte en aquel lugar, pareciendo ser débil, falsa sumisa… frente aquellos lobos. ¡Que pobres ilusos!


Lidia Fontecha
by_luis7

Neurosis

A veces me resulta tan complicado convivir con esta neurosis de guerra, cada vez, que la conexión simbiótica de mis nerviosas neuronas se entrelaza con las moléculas que conforman mis caóticas emociones.

Se me enredan tan dentro de mi garganta ahogando sistemáticamente mis sonidos. El silencio invade de repente mi materia gris, inquietando la improvisada trinchera contra tanto partisano que trata de manipular metódicamente mis sentimientos. Recuerdos de una antigua lucha que martirizan los sueños en los que me sumerjo cada noche.

Insólita vigilia que alerta a mi corazón, contra posibles sabotajes fratricidas que lastimen de nuevo mi alma. Y mi sentido poco común, yace agotado por tratar en vano de remendar una y otra vez, mis heridas después de cada lucha perdida.

by_luis7

Relato 1

Era un caluroso día de verano, el sol desde lo más alto quemaba su piel con una eficacia desmedida, pero.., Ella apenas percibía el calor que sonrojaba sus mejillas. Tenía la mente perdida entre molestos pensamientos.

Para ella era imprescindible tomar pronto una decisión sobre aquel tema que llevaba días asolando su alma, pero para su mente esto se estaba convirtiendo en un alboroto de ideas imprecisas.

Caminaba perdida entre calles.., con la sola compañía de aquel fogoso malestar, que enrabietaba su flácido corazón. Su cabeza se estaba convirtiendo en una empanadilla de convulsos sentimientos, que agitan dramáticamente su respiración.


Lidia Fontecha
by_luis7