Agua

El vítreo envase se vierte una y otra vez, circuncidando con el caer de sus gotas las hélices, tentáculos que sujetan los hilos del esqueleto a la tierra. Cal viva efervesciendo por entre los orificios de la atmósfera cárnica, esparramando al ser; a través de las suturas de la almohada que retorció ayer los sueños.

Arden los axiomas por su tejida piel, con el vaho que impregna este perímetro que guarda las imágenes distópicas, que acuden al festival noctívago con sexual vagar. Pasajes de saliva recreados ante el espejo desquiciado, que observa al hombre consumir del negro sabor.

by_luis7