Escarcha 

Tú. Escarcha, pólvora mojada que encasquilla mis argumentos cuando comienzo a cruzar las rayas blancas que delimitan la razón.

Sueños de acera espolvoreados entre las esquinas del piano.

Teclas tocando a ciegas, el futuro imperfecto donde se desmenuzan los silencios de tu cuerpo.

Canciones de extrarradio escritas entre las baldosas que agitan tus tacones negros, agujas que se clavan por entre las capas de la piel.

by_luis7

Brujas

El silencio inundaba las habitaciones repletas de cuentos. Y sus brujas acechaban los sueños de los inocentes como si de molla fresca se tratase, las escobas amanecen golpeando las antiguas creencias de los inexpertos infantes, dejándoles como único destino la amarga moraleja de la vida.

ASC
by_luis7

Asida

Palabras

Escucho las letras de tus palabras

son eslabones de tristes sonidos

sesgando los sentidos

estrategias macabras

mordieron mis oídos

dejándolos heridos.

Y con carne cicatrices me labras

estragulandome con tus olvidos

callando mis gemidos

cuando me descalabras

tejiendo los tejidos

de recuerdos podridos.

Dibujos esperando que reabras

las puertas de los versos prohibidos

tinta en cuerpos dormidos

la sangre con que ejabras

los ropajes perdidos

entre besos bebidos

sobre aquellas sábanas de palabras.

by_luis7

Negro

Crepitea el filo metálico de tristes ojos, que visitan el sesgado futuro, donde acechan descuartizas las ropas negras que visten el cuerpo.

Huellas rascan la piel penetrando el abismo de dos piernas. Y sus gritos se remachan contra el asfalto, grietas que se abren bajo la ventana.

Escamas del ingrato exfoliante que trataba de cortar las espinas donde se enhebraron las manos.

by_luis7

Monstruo 

Muerto. Entre tantas veces que se escuchó al frío monstruo frente a la puerta, chasquidos contra esta frágil sien. Ingrato el precio, para apagar el líquido elemento que precipita estos viejos ojos, en un áspero mar.

Cruel y agitador perfil. Se refleja en la inquietante mentira con su desfigurado arte, Audaces pinceladas, para machacar flores rojas contra el yunque de la dolorida verdad.

Paisajes grises tieñen de nuevo el tiempo, cucarachas que cohabitan junto a los sueños entre los orificios de antiguos lugares, donde acumular los restos de la amalgama de tantos recuerdos.

Cinéticas imágenes, recorren el organismo con su lento deambular, espolvoreando a su paso el errático aroma que las impregna el cuerpo.

by_luis7

Miedo

Matame. Tú, el miedo en el fibroso y intangible instante en que comienzas a beber de la piel, correte las vértebras mojando estas escaleras al oxígeno con tu ser.

Arde por los nervios. Quema, no dudes en hacer de esto cenizas, que tus jadeantes manos acaricien mis últimos restos.

Muerde. Desgarra la carne como puedas y arranca el alma incesante, zarandeando las hojas de este libro, páginas en blanco leídas con desorbitados ojos.


by_luis7

Cadenas 

Y estos eslabones entrelazados por las fibras del cuello, ahorcando los sonidos que chirrían en la garganta. Aullidos inciertos, que devoran el aire rancio del bosque de hierro y cemento.

Tú, hermético cementerio adornado de miles de luciérnagas estáticas, que observas las hipocraticas figuras cárnicas que deambulan entre tus cavidades de humo.

Rebaños infieles que se acumula a las puertas del infierno, abiertas con el acelerado paso que marca el reloj, para alimentar este último placer.

by_luis7

Clavos

A través del añil que por segundos silenció el transportar del tiempo; se ve el gesto de una boca ausente ante el ideal sin rostro, que estrofa la pesadumbre por el espejo.

El correrse entre grafías, tanteado el alma para alcanzar el fuego eterno, no amaina el motor cilindrado de su ser.

Son clavos penetrando entre las páginas de su carne acelerada, hasta vaciar los envases de vidrio que retienen su espíritu, alimentando parásitos con los últimos despojos de un alma vertida entre tantas manos.

by_luis7

Agua

El vítreo envase se vierte una y otra vez, circuncidando con el caer de sus gotas las hélices, tentáculos que sujetan los hilos del esqueleto a la tierra. Cal viva efervesciendo por entre los orificios de la atmósfera cárnica, esparramando al ser; a través de las suturas de la almohada que retorció ayer los sueños.

Arden los axiomas por su tejida piel, con el vaho que impregna este perímetro que guarda las imágenes distópicas, que acuden al festival noctívago con sexual vagar. Pasajes de saliva recreados ante el espejo desquiciado, que observa al hombre consumir del negro sabor.

by_luis7

Sombría 

Se abraza como la sombra que acuna el horizonte al atardecer; descuartiza el organismo para cobijar al frío humano, del invierno que se esconde tras las hojas de árboles desnudos.

Abre puertas a la muerte; con el roce metálico de sus sonidos, tintineo embriagador de sensual caminar, que zarandea los huesos entre costras de barro.

Encierra tras sus pasos; silencios entre los castillos de piel, argamasa que sujeta las agujas de la escarcha que se acumula ante el ojo impertérrito, que observa este divagar suyo hasta alcanzar el cielo azul.

Vestigio del insípido paraíso sin nombre; que arrulla las almas que circulan entre los altares de la carne, sustancia que se quebrará tras su abrazo sombrío.

by_luis7

Nervioso

Otra vez disparando tinta experimental a tus pupilas y escondiendo la mano, esa extremidad de ambivalente deseo que trata de fluir sempiterna entre los arañazos al maremágnum de capas que resguardan tus pensamientos.

Inhumana coraza que intranquiliza mi tranquila ansiedad, y vierte las moléculas de mi neuroglía en un terremoto de ideas desparramandose por los suelos. A tus pies, bajo los efectos del síndrome postraumático de esta neuroscopia de nervios.

Pero. Clavar mi mirada en tu sonrisa, sosiega el ajetreo de la biología que sostiene mi trémula alma. Tú. Rincón que expones el temario que enciende la luz que cosquillea mis días; mujer de tinta. Que acribillas a bocajarro con las palabras de tu voz, la oscuridad que persigue la carne humana que dilimita mi ser.

by_luis7

Cristales

Te busco tratando de enjaular estos silencios recolectados entre los cristales, que un día cortaron la carne de tus cuerdas vocales.

Hoy me brotas entre estos mares de versos, ahogando las putas lágrimas que prostituyen mis pupilas tras tu piel. Vomitando los recuerdos de las desdibujadas líneas que delimitaban tus piernas.

Curvas inertes ante el ejército de hiperactivas hormigas que carcomen mis nervios tras el seísmo de tu corta falda, arrancando mis costillas, disparando mil tormentas con una sola de tus sonrisas.

by_luis7

Gotas 

Miro las gotas de sangre que se deslizan por entre las muñecas, corazón triturado brotando profusamente de infligidas heridas. Es carne tronzada con el frío cristal de tus dos ojos; que poco a poco va apagando los últimos estertores de este carcomido cuerpo.

El triste silencio se entrelaza dentro del diluido costillar, buitre feroz que anida entre las vísceras de este muerto ser, arrancando huesos y células, asesinando entre la tinta roja derramada sobre el blanco, donde en otro tiempo se escribían poemas.

Rítmico goteo del reloj sanguíneo. Acompasa las páginas húmedas de esta última historia, narración viscosa y metálica de penitentes manos; que sólo buscaban calor en el alma que se desvanece entre las tinieblas.

by_luis7

Luna

Enclavado está tu recuerdo entre las arterias que riegan estos campos neuróticos, que escriben entre tantas lunas, susurros de la noche, cobijadores de la gasolina que recorre las escamas de este viejo cascarón.

Viento esparciendo cenizas, restos de las caricias de tus palabras. Locas cerillas que prendieron poco a poco los sentidos de esta caja torácica.

Rotos huesos. Yesca ardiendo entre tus silencios, senderos que recorren los ciegos sentimientos que te escudriñan entre las sombras de esta fría pirámide.

by_luis7

Mariposa

Ciega ante el espejo. Trazaba letras con las lágrimas que su cuerpo exhalaba, tras el azul de sus ojos. Entre los cristales de hielo, su mente revoloteando en busca de la perfección.

Loca mariposa. Que se arranca la piel en cada poesía que su alma vomitaba; esparcimiento entre las hojas de su libreta las heridas del corazón.

Arde su garganta. Fuego que brota de su ser quemando la cárcel que enjaula sus pupilas, germinados de nuevo los ojos, su alma se abre libre ante el mundo.

by_luis7

Gangrena 

Escribo y mis neuronas revolotean. Entre los disparos de tinta que desborda mi tórax, salpicando el escritorio, con palabras en busca de tus ojos.

Luces que alumbraban a estos pies que se deslizaban sobre aquel asfalto, que recorrían en busca de los sueños una mente desquiciada, tras desabrochar tu blusa.

Falta oxígeno entre tanto ruido, la gangrena del tiempo esta pudriendo las hojas de aquella libreta; donde trataba en vano, de tallar tu desnudez.

by_luis7

Aniversario 

Agosto

Hoy, ayer, mañana

Hoy he vuelto a encontrarte,
Hay un color de olvidos en el agua
Y un suspiro de romero y de tomillo.

Un rumor de sonrisa,
Un recuerdo en el fondo de tus ojos,
Y un vivir muy adentro la esperanza

Los murmullos olvidados,
Tejen sombras azules
Que juegan con la almohada.

Un batir de olas,
Que te alejan y me matan
Con sonidos de espuma enamorada.

Tú y yo y el mar,
Una alborada
Y una vida sin ayer y sin mañana.

Realizado por:
Maria G. Vicent [España]

https://temiromemiras.wordpress.com

Septiembre

Me arrodillo tambien

Encontro.

Sussurro.

Solfejo.

Encanto.

Fome.
Laçou. Beijou.
Amou.

[Nada] na carne.

[Nada] na mão

[Nada] sob teu olhar.
Afogou.

[Nada] na boca.

[Nada] na nuca.

[Nada] nas águas dela.
Seu peito.

[Não] amparou.

[Não] resvalou.

[Não] aqueceu.
Seu ventre.

[Não] penetrou.

[Não] afagou.

[Não] acolheu.
Febril,

Conquistou.

Deslizou.

Enlouqueceu.
Olhos úmidos, mãos súplices, carne rasgada.
Encontrou. Abandonou. Tudo perdeu.


Realizado por:
Anna Dutra [Brasil]

https://bemsabemos.wordpress.com

Octubre

La ciudad cerca del mar

Las personas que mas valen son las que están.
Y pienso…
-No me aisles, ámame, quiéreme-.
Y ella que le rinde,
culto al viento,
Mas aquel árbol que da el fruto bueno
“de ese no puedes comer” dice,
y entonces decide no comer.

-Las palabras se van una vez que se dicen,
Pero las que no se dicen también se van.-

Todos son lo mismo.
Cree…
Pero encuentra esperanza,
En la ciudad colonial que está cerca del mar
en las sonrisas que se dan así.
Sin pensar…
Nada más.

Y ahora va,
Una guerrera con su espada forjada.
Una armadura dorada,
El caballo impaciente y poderoso
A ganar,
A ganar ese reino.
En todas partes,
Estará esa sonrisa
La satisfacción de la lucha que se vence
La recompensa del honor
No más migajas para ella.
Es la reina de las hadas
Y llora
De alegría
Viendo el fuego
De su castillo medieval sobre el mar.

Realizado por:
Sara Rico [Honduras]

https://blogdeunamaga.wordpress.com

Noviembre

Fotografía

Realizado por:
Iván Ortiz [España]

Diciembre

Musas

Son ellas quienes me inspiran
las que con su blanca luz
iluminan mi mente y mi corazón
las que hacen brotar de mí con dicha
bellos sentimientos y recuerdos.

Son la tristeza y la alegría
la ilusión y el olvido en mis días
son inspirador sentimiento
envuelto en emociones intensas
que se hacen letras y versos.

Son ellas, quienes me repiten, al oído
las dulces letras, que yo escribo
porque ellas, son aliento inspirador
ellas son; y serán siempre, la dulce voz
que anhela escuchar, mi corazón.

Si un día, me preguntasen, quien te inspira
tales versos y sentimientos
séase, para adoptarlos, en su corazón
o para cuestionarlos, por hallarlos irracionales
yo diría, que me inspiran ellas, mis musas.

Me inspira, la del amor fallido
la del amor que se regala; y es mal recibido
y la del amor fantástico, luz de mi existencia
me inspira el amor, respeto y cariño que siento
por todas las mujeres, que la vida, me ha dejado amar.

Me inspira, la del amor ausente
por aquella mujer, que aún no llega a mí
ella, la que le pido a la vida, me deje conocer
para amar y compartirle, este amor que le guardo
me inspira también, ella, la del amor traicionado.

Me inspira, la del amor sinvergüenza
la del amor bandido y la del amor difamado
me inspira, la de la bendita diabla
y la santa, la de gran corazón
me inspira, también la del amor fugaz.

Me inspira, de manera muy especial
la de la soledad eterna, mi gran maestra
mi amada compañera, amiga y confidente
me inspira la del amor, que no se encuentra
y también, la del amor olvidado.

Me inspira, la musa del amor, torturado
la del amor prohibido
también, la del amor inocente
y la del amor distante; y egoísta
me inspira, la del amor de cuento de hadas.

Ellas son mis musas
las que me regalan palabras
y me prestan letras
las que me dejan recordar
lo maravilloso, que es el amor.

Y me han ayudado, a tomar lo bueno
a soltar lo malo; y atesorarlo todo
porque el amor, que sentimos
ese que hemos vivido, siempre será nuestro
y se irán las personas, cambiaran las historias
pero el amor, que nos nace, él que nos hizo ser felices
no acaba y en mi caso, solo se transforma en bellas musas.

Realizado por:
Carlos luis molina [Guatemala]

https://carloslmolinal012.wordpress.com

Enero

Juegos del tiempo

¿Que pasaría si te dijera que es posible estar en el pasado y el futuro a la vez?

Muchos incrédulos piensan que que esto no es posible, pero yo lo he hecho varias veces.
Te sientes como en un cuento de hadas o que de alguna manera adquiriste poderes mágicos.
Es algo inexplicable pero a la vez maravilloso, te transporta a un mundo paralelo dentro de tu presente.

¿Que como es posible?

Simplemente es cuestión de tiempo y espacio , y ese pequeño truco te ayuda a conversar con grandes personas, que están en el mañana mientras tú te encuentras en el ayer.

Realizado por:
Melissa matasol [El salvador]

https://blogdelameli.wordpress.com

Febrero

Cantabria

Cantabria, tierra de vinos, de magia, de fábulas De lamentos perdidos entre bosques
De lamentos perdidos entre bosques,
De arruyos de aguas que conversan entre piedras
Cantando una canción.
Cantabria , lugar de pájaros y leyendas,

Escondes en tu memoria,
Al ojáncano, un ciclope cruel,
La anjana, una hechicera
Los trasgos y los trastolillos
Duendes juguetones y pequeñitos,
Y en San Juan, Te traes tierra misteriosa ,
Los caballucos del diablo
Que revolotean cerca del fuego de las míticas fogatas, que tórnasen sagradas, y a las cuáles no pueden acercarse.

Los días de tormenta Cantabria te azotan los nuberus,
Que muestran todo su mal humor con arrebatadas lluvias.

Cantabria, tierra de amigos,
Que en la distancia nos obsequias
Las palabras de Luis, para hacernos compañía ,
Y para alegrar nuestras horas, a veces añejadas
A veces con alegría…

Realizado por:
Daniella Bossio [Uruguay]

https://berkanaluz.wordpress.com

Marzo

Tu olvido

El olvido se ha instalado en mí, es como un cáncer que se apodera de cada recuerdo tuyo. Ya olvidé tu olor, el sabor de tus labios, el calor de tu cuerpo sobre el mío. Olvidé esa sensación de vacío en mi estómago al verte, en como pensaba hasta en cómo respirar para que no te dieras cuenta de ese amor que se me desbordaba por los poros.

Eras una presencia que me perturbaba la paz, hacías mis horas más intensas, eras mi locura constante.

Hoy no eres más que un recuerdo que se aleja más y más, no quiero que te vayas de mí, pero estas tan lejos que ya no puedo alcanzarte.

Realizado por:
alejandra Fontalvo [venezuela]

https://alejandrafont.wordpress.com

Abril

Pequeñas alegrías

¿Qué es en realidad la felicidad?, ¿qué es eso que buscamos con tanto afán ? Pues para mi no es más que pequeñas alegrías, momentos de felicidad en que somos tan felices , que incluso olvidamos cualquier pesadumbre, cualquier tristeza, cualquier ansiedad ; justo por lo anterior anhelamos tanto la dicha felicidad, llegamos a hacer locuras y desventuras para conseguir algo que viene solo, que no podemos controlar.

Los seres humanos somos seres especiales, tenemos razonamiento, tenemos sentimientos, tenemos además algo extraordinario que nos hace crecer interiormente, que nos permite aprender de los errores y el sufrimiento, para seguir en busca de pequeñas alegrías, que son regalo del Padre, y que podemos conseguir trabajando duro , amando mucho y nunca perdiendo la fe.

Realizado por:
Silvia Contreras [Republica Dominicana]

https://silvianart.wordpress.com

Mayo

Coleccionista de dedales

Era una mujer poderosa de sonrisa valiente y dolorida.

Se dedicaba a la costura y se empeñaba en que todas sus confecciones llevasen su alma, su hilo. Hacía arreglos con la misma pasión que remendaba los corazones de los suyos.
Hilvanaba en sus sobrinos y nietos lo mismo que cosió a conciencia en sus hijos: costumbres que, con su memoria fantástica, sólo ella podía almacenar de toda una vida que, aunque no demasiado larga, se le había presentado intensa.

Contaba con una habitación que a veces hacía de refugio y otras de prisión. Esto último ocurría cuando se acercaba la feria de abril pues era en aquella época cuando su taller se llenaba de volantes y colores y, por tanto, no había descanso. Pasaba horas cosiendo con entrega y dedicación porque era su único modo de hacer las cosas.

Su rincón era pequeño y cuadrado con una mesa de trabajo plegable a la derecha, una máquina de coser cómplice y testigo de todas sus luchas situada al frente justo debajo de la ventana.
Para completar su taller tenía también una remalladora al fondo a la izquierda, un burro de la plancha y un pequeño sofá donde sentaba a sus clientas cuando iban a probarse alguna prenda pero que quedaba inútil cuando la mesa de trabajo estaba desplegada.

Es en este pequeño cubículo donde nuestra mujer poderosa se inspiraba, trabajaba, lloraba, soñaba y reía. Su templo.

Y es allí también donde guardaba su pequeño tesoro: su colección de dedales.

Llevaba años recopilando dedales de los lugares que visitaba y también de los lugares que visitaban sus familiares, amigos y conocidos. Eran de diferentes materiales, tamaños y diseños, de pequeños pueblos o de grandes ciudades. Su colección crecía muy rápidamente debido a que todo aquel que se enteraba se animaba a formar parte de ella. Por esta razón nuestra mujer valiente tuvo que apuntar en pequeños papelitos los nombres de las personas que aportaban un dedal junto al año en que lo había hecho y lo metía enrollado dentro. De esta forma podría recordar siempre quién y cuando entraba en su paraíso particular.

Los tenía guardados en un mueblecito acristalado que los dejaba a la vista encima de la remalladora. Sin duda era el altar de su templo. Digno de admiración, como ella.

Realizado por:
Laura Reguera [España/Inglaterra]

https://despeinadaporloslibros.wordpress.com

Junio

Mis pasos

Caminando sin rumbo no me di cuenta de que mis pasos me llevaban donde tantas veces había estado, donde el viento susurraba su nombre y mis suspiros añoraban su presencia.

Como en muchas citas, sin manta que aislara la humedad de la hierba, nos demostramos amor desde el primer día, pero nunca como el primer día. Y como testigo mudo me vi de nuevo bajo aquel árbol, deseando de nuevo el calor de sus labios.

Al atardecer en los prados observé mis labios buscar los suyos sin sonrojarse. Aparté su pelo ondulado para descubrir los tonos rojizos del atardecer reflejados en su rostro y sus ojos llamándome desesperados.

Me vi indefenso ante su mirada, encadenado, perdido, naufragado en un mar de lágrimas en la memoria, sin poder cambiar el pasado, sin poder evitar besarla antes de que cayera la noche bajo aquel árbol.

Y dejé que mi recuerdo se sumergiera en sus labios y me perdí en mis pasos intentando olvidarme de ella.

Realizado por:
Valeria Labios [España]

https://loslabiosdevaleria.com

Julio

Amapola ermitaña

La belleza es una lúgubre ermitaña
Que pasea sus encantos por las sombras
Y al alba, se esconde ruborizada
Entre la hierba fresca por donde se asoma.

¡Es un delito!
Que la calcine la hoguera
¡Es un deleite!
Por ella, todos murieran.

Es una mancha roja de sangre
En el límpido mantel favorito de mamá
Es el rostro desfigurado
De un niño recién nacido.

Llévenla al mar,
Con los cocodrilos
Y así la fealdad
Reinará en cada castillo.

Y yo la tomo,
La cojo de la mano
Y la bebo
Ella me salva y yo la salvo a ella.

Y suena de fondo una canción extraña
Un torso desnudo que me contempla
Lo miro a lo lejos por la retaguardia
Ha nacido una amapola
Y aún no es primavera.

Realizado por:
Belén Ortega [España]

https://dandelionshadow.wordpress.com

(continuará…)
by_luis7

Aniversario

Agosto

Llamada

Llamo, en la negra noche,
a tu puerta cerrada.
Camino sin rumbo,
empapada en lágrimas,
hasta caer en el barro
cuando se apaga la farola…

Negra noche,

sombras oscuras anteceden mis pasos,
alumbrados por la luz macilenta de una farola.

Puerta cerrada,

he perdido la llave que abre tu corazón,
golpeo mi veces la aldaba y no me respondes.

Sin rumbo,

soy como una hoja arrastrada por el viento,
alejada de su refugio en aquel rincón.

Son lágrimas,

el sabor salado mezclado con la lluvia,
que resbala mi cuerpo hasta el suelo.

La farola se apaga,

como se apaga el alma en la madrugada,
cuando te busco en la noche y no encuentro nada.

Sobre el barro,

caigo como una marioneta con sus hilos rotos,
y allí me quedo, inerte y desolada…

Realizado por:
Estrella Rodríguez [España]

https://estrf.wordpress.com

Septiembre

Buitres

Mundo. Ese lugar cruel y traicionero; hecho a medida para unos pocos pudientes, que cada día que transcurre ven su fortuna crecer como la hierba en primavera. Casas de oro macizo en parajes prohibitivos, en los cuales respirar es una tarea a pagar; coches por los cuales ni el más infeliz podría tocar en sus fugaces sueños o caprichos más voluminosos que el infinito.

Salvaguardando este ocaso, amanece el otro lado del planeta lúgubre y lleno de inmundicia; millones de almas cuyo objetivo no es hallar la felicidad, sino algo tan primitivo como poder ver la luz de un nuevo día. Peleando por tener un simple pedazo de alimento que llevarse a la boca, con el que crecer tanto ellos mismos, como sus seres queridos, sus sueños y sus pasiones. Y en definitiva, poder así alcanzar la meta de ser alguna vez parte del mundo al que llaman “desarrollado”.

Y un servidor se cuestiona porque se aplica dicho concepto a esta sociedad, que a costa de todas esas personas desdichadas se nutre como buitre carroñero de un cuerpo débil e inerte. No es desarrollo como tal; es aprovechamiento, abuso, tiranía, codicia, explotamiento.., incluso homicidios a costa de las tareas infrahumanas que desempeñan jóvenes cuya mayor aspiración será ayudar a los suyos en la dura guerra de la supervivencia. Actos malévolos al fin y al cabo, que son tapados por un antifaz llamado capitalismo extremo; bajo el que se esconden cientos de individuos sin escrúpulo alguno y cuyo único interés es ver ascender a cifras astronómicas el valor de sus almas. Pero. no nos engañemos, porque la gente de a pie, esa que no es multimillonaria ni que tampoco se sumerge en el pozo de la pobreza, también contribuye a este abismo desigualatorio que minuto tras minuto amplia sus dimensiones, a través de ciertas acciones que por simples que parezcan suman su granito de arena negro.

« No hay mas ciego que el que no quiere ver. »

Realizado por:
Christian Martínez [España]

Octubre

Serendipia

Por todo aquello que nunca fue,

por todo lo que pareció y pudo ser.

Por cada una de las noches en vela,

también por aquellas de sueños profundos.

Condujimos por una senda de abruptos finales,

provocados, precipitados, obligados, demasiados.

Cobarde en nuestras batallas, héroe para el resto.

¿Cuánto de todo eso te sirvió?

¡Pobre de sentimiento!

Realizado por:
Cristina Sañudo [España]

Noviembre

Escribir

Le temo al papel en blanco, al cursor latente que espera, tanto como a esta ausencia de abrazos por compartir. Quizá porque esos espacios
vacíos se me abalanzan y solo puedo pensar: Necesito escribir. Pero las letras se me escapan y solo la tristeza se escurre entre los dedos. Pierdo la musa de vez en vez y la trato de atrapar. Aparece cuando las ideas están como un volcán y no les encuentro orden. Son de estos destellos donde la melancolía literaria me sorprende en una suerte de empujón y va llenando la tinta virtual en mi pequeño momento de desahogo. Es como gritar en un pozo seco para aliviar las penas, como sacudirse el polvo del desamor, como abrazar las distancias.

Escribir, dejar que el teclado suene, no solo me da el pan de cada mes por ¿vocación?, me hace feliz y me entristece, me libera y me acorrala, en un intento (tal vez fallido) de acompasar mis días.

Realizado por:
Lisandra López [Cuba]

https://abrazoscompartidos.wordpress.com

Diciembre

Horas

Las horas y los días pasan lentamente, quemando por dentro cada espacio de tu ser. Quisieras dejar de existir por un rato, estar en soledad y sumergirte en esa agonía que hace daño pero a la vez da placer. Te odias todo el tiempo, te preguntas el por qué y el hasta cuándo… pero sigues ahí. Un jugueteo casi masoquista desprende una rutina llena de dolor y sufrimiento en algo dulcemente tortuoso. La infelicidad de vivir a medias en una vida que carece de total sentido. Avanzas lentamente y caes raudamente… ironías que regalan perplejidad. Estás y no estás, te quedas o te vas. La decisión es tuya.

Los deseos de vivir se extinguen y ya no hay nada después del deceso. La felicidad te hace bien por unos minutos y desaparece cual fuerza de gravedad. Sabes que tienes gente que está dispuesta a estar a tu lado más allá de la adversidad. Sin embargo te sientes sólo, y sigues sólo. Éso, es una decisión. Decisiones que te hieren y te curan. Ilusiones destinadas a ser exclusivamente falsedad. Te engañas con total hipocresía. Otros quieren hacer el bien, pero no llegan a demostrarlo. Ocultas tu rostro con una máscara y dices que estás bien, porque es mejor escupir una mentira que dar explicaciones con total libertad. Solo respiras. ¿Te quedas o te vas? Si eliges quedarte, puedo asegurar que en algún momento vas a volver a sentir esas ganas de vivir… No hoy, no mañana, pero va a suceder. Paciencia. Pero si decides irte, no hay marcha atrás. La vida no espera a ninguno de nosotros.La vida llega, se hace presente y desaparece.

Estoy aquí, aunque no me veas…
Cierra los ojos y trata de sentir algo.
Eso que sientes soy yo.
TÚ-YO | INTERIOR

Realizado por:
Florencia Lotus

Enero

Bendito eres tú

« Bendita magia la nuestra cuando se cruzan nuestras miradas, pues no hay cosa más bella que no tener que decir nada.

Bendita magia la nuestra cuando se tocan nuestras pieles, pues no hay cosa más bella que el sentir que me quieres.

Bendita magia, bendito deseo, bendita atracción, bendito anhelo. Bendita tu boca y benditos mis besos. »

Realizado por:
Lidia Fontecha [España]

https://encuentratuvozblog.wordpress.com

Febrero

El siete

Esa nariz de Nefertiti invertida.
Era un codo en brazo alzado y doblado,
Una pierna sentada con muslo elevado
Un escaleno… de cara vertical torcida.

Un domingo en semana numerado,
Un siete con tacones su perfil
Una jota nacarada de marfil…
Que en espejo coqueta se ha asomado.

Siete vidas atadas en un felino,
Siete enanitos metidos en un cuento.
Siete novias, una para cada hermano
El siete estaba señalado en el destino con fundamento.

Los dedos de una mano y una victoria en la otra,
La suerte del siete pintando con líneas una mano.
Carpintero a su martillo de siete, en giros rota.
Más de siete razones… os dibujé en un plano.

Realizado por:
Silvia Salafranca [España]

https://salafrancablog.wordpress.com

Marzo

¿Qué es la vida?

La vida es:
Venir al mundo buscando un sueño,
Un mar de luz cuando se es pequeño;
Cometer errores al pasar por ella
Aprender de ellos y de cada uno por igual.

Ser feliz cada semana,
No perder el tiempo en cosas absurdas,
Tener compañía a cada instante,
No permitir que la soledad nos invada.

Cruzar obstáculos y continuar el camino,
Disfrutar al máximo los minutos y horas vividas,
Dominar nuestros impulsos para evitar consecuencias.

La vida es: una aventura loca que no tiene fin,
Y es ante todo AMAR y ser recíprocamente amado.
Es, sin temor a equivocarme, una oportunidad.

Realizado por:
Isely Ravelo [Cuba]

https://haylocuras.wordpress.com

Abril

El diablo

Cuelgo el teléfono, un confidente anónimo acaba de darme el paradero del psicópata que llevamos dos años buscando. Así es como el quinto güisqui de la noche se queda a medias sobre la barra, acompañando a la mirada atónita de Mini. “Tranquila cariño, volveré para pagar la cuenta”.
Trece niñas asesinadas en dos años y ni una pista fiable hasta esta noche. El humo de un cigarrillo me acompaña a las afueras en mi viejo Audi A80. Desde la tercera cría muerta pensé que no sería capaz de soportar una nueva. Diez asesinatos, un divorcio y mucho güisqui después, me muevo como un autómata entre la vida y la muerte buscando al maniaco que me ha arrebatado la vida sin necesidad de matarme. La noche es oscura. Yo soy la noche.

Llego al polígono, la única farola apagada marca mi lugar de aparcamiento. Vuelco una bolsita blanca en el salpicadero para avivar mis sentidos, abotargados por el alcohol.Enciendo otro cigarro y compruebo que mi revólver está cargado. Me acerco a la nave señalada por el confidente y sin necesidad de forzar la puerta me deslizo como una sombra en su interior. Accedo al piso superior con sigilo, la pistola en alto. Arriba, una de las puertas está entornada. Me aproximo, una respiración ronca sale del interior, pareciera que el Diablo me espera. Con el corazón retumbándome en los oídos empujo la puerta. Contengo la respiración, dentro, una sombra se agita nerviosa al descubrirme. Lleva algo en la mano y hace el gesto de desenfundar, pero con una lucidez que creía perdida, le descerrajo dos tiros en el pecho y un tercero en el estómago. Me acerco sin bajar el arma. Sí lo hago tras comprobar horrorizado que he matado a una pobre yonqui, su supuesta pistola no era más que una jeringa. El crujir del martillo de un revólver a mi espalda me devuelve a la realidad…

Realizado por:
Victor Abascal [España]

Mayo

Destellos

Diez años viéndola pasar por la calle Princesa, hacia su trabajo en el taller de costura. Apagándose más y más su rostro al igual que sus ropas, cada año. Siempre sola.

Pero aquella mañana, algo había cambiado. Un destello de brillo radiaba de sus ojos, reflejándose en un bello vestido blanco. Así, pasaron las siguientes semanas y meses. Cada día, más bella y radiante.

Hasta que, un día ya no pasó ella. Volvió la mujer apagada, sin color en su ropa. Sin brillo en sus ojos. No entendía que había sucedido. Nada brillaba ya en ella. Tan sólo, una alianza dorada.

Realizado por:
Sonia Cobo [España]

Junio

Nuestra playa

Entre tu playa y la mia

tus dedos vienen en olas

acariciando mis pies descalzos

luego se van recogiendo

cuando baja la marea

dejandome otra vez sola

anhelando la pleamar

que te acerque a mi de nuevo.

Olas que vengan a mi

Espuma que rompa en mi cuerpo.

Realizado por:
Ana Fernandez [España]

https://reflexionesalbordedeloscuarenta.wordpress.com

Julio

Mi universo

Papá, ¿Qué es el universo? -dice su hija con preocupación por el examen de ciencias naturales que tenía al día siguiente-

Desde que la niña perdió a su madre, Miguel era el encargado de realizar todas las tareas de casa y de ocuparse de la preparación académica de lo único valioso que quedaba en su vida, Sofía.

¿Me lo preguntas a mí? Bueno, pues me has pillado en frío la verdad -contesta entre risas- Sinceramente mis conocimientos sobre esta materia son tan despreciables como la fuerza del rozamiento en el espacio exterior. Así que, ya que no puedo decirte qué es el universo, te dejaré bien claro quién es mi universo.

-Si al menos me das una idea más o menos concreta de lo que necesito saber para el examen, me daré por contenta.

-De acuerdo.

-Pero rápido que no tengo tiempo.

-Mira Sofía, al principio de mis días no tenía tiempo para mí. La vida era un continuo estrés y me moría solo de pensar todos los asuntos que tenía que resolver al cabo del día. Para que te hagas una idea, la distancia entre el éxito que buscaba y yo, era la equivalente a la de las estrellas con respecto a La Tierra. Siete años luz.

-Cuando te pones tan misterioso no hay quien te soporte de verdad.

-Un montón de agujeros negros con patas me absorbían la escasa energía vital que me quedaba. Sin embargo, como por arte de magia se me apareció un planeta de otra galaxia que me devolvió las ganas de vivir. Y de repente, cuando le miré a los ojos, no solo me di cuenta de que era habitable, sino que ese planeta tenía que oscilar en mi propio sistema solar. Su manera de girar en torno a su propio eje; al compás del silencio más ensordecedor del espacio, me hipnotizó. Y como no podía ser de otra forma, cambió hasta la composición de gases de mi atmósfera. ¿Qué te voy a contar hija? Desde que vi a tu madre, sentí que todo comenzaba de cero. Y fue entonces, en el clímax, cuando se liberó toda la energía que estaba concentrada en un minúsculo punto, que eras tú. Fue entonces, cuando el tiempo colapsó de nuevo y se produjo el famoso big bang. Y aunque tu madre ya no está aquí con nosotros, que sepas que está en todas partes. Allá donde mires queda rastro de ella, porque aún sigue presente, porque aún cuida de ti y nunca dejará de hacerlo.

Realizado por:
David Peréz [España]

https://elmundodedavisperez.wordpress.com

(continuará…)
by_luis7

Letras

Sólo fue un sueño o quizás un espejismo tras bañar reiteradamente las neuronas en alcohol, pero soñé que éramos letras en un mar de palabras, acentuadas entre las sutiles metáforas que formaban nuestros cuerpos.

Éramos oraciones. Narraciones en prosa sobre las sábanas, un lienzo que esperaba ser historia. Pero nunca encontramos la rima adecuada y nuestros versos carecían de la saliva necesaria para convertir nuestro deseo en poesía.

Y sin dejar de parafrasearnos íbamos perdiendo todo sentido gramatical entre polvo de tinta, como libros olvidados en un cajón a la espera de las caricias de otras manos.

Realizado por:
https://haciendomagiaconpalabras.wordpress.com
https://byluis7.com

by_luis7

Haibun

Puerta

Su pelo alborotado frente aquella puerta, que ella le abrió con el ímpetu de sus dos pequeñas manos… y ella sonreía, mientras caminaba torpemente con sus bonitas piernas. Hasta conseguir abalanzarse sobre aquel asustado ser, que retorcía nerviosamente su alma entre sus abrazos… tratando en vano, de escapar del calor de aquel pequeño cuerpo.

Nerviosas almas

fusionando la noche

húmeda calle.

by_luis7

Vietnam 

Esto no es un garabato más sobre el papel, son letras que reptan por la jungla de asfalto hasta tu ventana. Letras de guerrillas bañadas por la lluvia naranja que derramas sobre las manos, que arañan cada una de las vértebras de este alma.

Bombardeo donde viertes palabras sumergidas en napalm, sobre las costillas que fortifican este corazón que sobrevive a duras penas con un fusil de tinta encasquillada, por la humedad de tantas lágrimas vertidas desde que tus dos piernas iniciaron esta guerra fría.

Y tú. alma armada con un kalasnikov cargado de mentiras, agujereas con tu mala puntería este hipotálamo. Que impregnado del brote poético de verdes plantas, se derrama una y otra vez, para colorear de sentimientos este desdibujado asfalto que circunvala tu cuerpo blanco.

by_luis7

Valhalla

Mis ojos se desencajan de sus órbitas oculares cada mañana, en busca de una opacidad de emergencia para sus retinas. Al ver impotentes como se activa la oscuridad nerviosa, que cubre las neuronas que analizan los pixeles de la sangre; que brota a mares de los enjambres de asfalto, donde van a fenecer tantas almas en nombre de algún cielo.

Atmósfera. Valhalla que desinjerta las risas que circulan por entre los campos de cemento, para colorear su ausencia con la viscosa insensatez de miles de dioses, que nublan los cielos de cordura de tantos corazones. Almas que siembran espinas entre las calles que les conducen hacía el ocaso de su atropellado ser.

by_luis7

Barbecho 

Mis palabras te buscan en cada noche fría, para cobijar sus letras entre tus costillas. Y así calmar la inanición en la que se precipitaron tras el último portazo, donde me pillaste las manos que te dibujaban en cada cuaderno.

Tuya era la piel que me encadenaba contra el papel en cada insomnio, frente a la sombra que se dibujaba entre el humo de un cigarrillo. Donde mis garabatos de ceniza se convertían en poemas.

Y ahora escribo en gris, a falta de la inspiración que me regalaban tus abrazos, esos que rompían los barrotes del dolor que encarcela a mis entrañas en una condena perpetua. Y aquí me encuentro postrado contra el escritorio, donde mi tinta intenta deslizarse entre las rendijas de esta cárcel, en busca de aquellas manos que escribían caricias sobre las sábanas.

Sábanas que ahora me cubren los sentimientos para protegerlos contra el polvo que desprende este periodo en barbecho por donde escribo.

by_luis7

Historia

Capítulo IV

Ella se fue agazapando poco a poco entre la frondosa maleza, mientras se escondía de aquella luz, iba analizando sistemáticamente las imágenes con las que sus dos intrépidos ojos iban inundando insistentemente su curiosa mente. Entre tanto unos escalofríos de intranquilidad se fueron haciendo presa de su joven alma; ella no podía dar crédito a lo que estaba sucediendo delante de su tembloroso cuerpo.
Los habitantes del pueblo esos que conocía desde que era una niña y que había estado observado durante tantos años, y que siempre desde su joven pensamiento le habían parecido tan sólo simples pueblerinos, ahora se mostraban tan tenebrosos entre las sombras que iba dejando una gran hoguera en la noche. Verdaderamente ella se sentía muy sola en aquel apartado lugar contemplando con tanto asombro como aquellas desnudas siluetas danzaban al ritmo que iba marcando el crepitar de unas llamas al consumir la madera seca.
De pronto todo aquello cambio. Cuando su garganta dejó escapar un hilillo de voz por el dolor de sentir el tacto de unas manos apretando con tanta fuerza su pequeño cuerpo en la oscuridad.

 

                                                             (continuará…)

by_luis7

Desierto

Mis textos sufren una sinapsis química entre las manos de un distraído esquizofrenico, que se impregna con la metralla de los márgenes de estas hojas que le cortan los dedos. Sangre que derrama entre las palabras con las que apuñaló cada día su materia gris. Escribo desde la peligrosa cárcel de los sueños que guían su espíritu por campos de cemento.

Tristes frases construyendo el puzzle de su ser tras cada noche abrazado a las sombras de su habitación. Letras que acechan a su corazón de papel reciclado, donde mis ojos tiñen con poesía. Las cicatrices que adornan las arterias que recorren su cuerpo, hilos de promesas tejidas entre los susurros del viento que agita las hojas de los árboles de hormigón, del páramo desierto que tiene entre las costillas.


by_luis7

Piratería

Con mi mala letra y viento a favor pongo a navegar mis palabras entre miles de agitados papeles, mares de tinta donde tras varias botellas de ron me dedico al abordaje de tus latidos. Patente de corso otorgada en favor de tu falda negra, bandera que lidera mis clandestinos sentimientos en cada nocturna batalla de este viejo cascarón, cuerpo que naufraga tras tu extraño caminar.

Marinera de agua dulce que salazonas cada travesía en la que me embarcó junto a este capitán, que zarpa en busca de la isla desierta del tesoro que se esconde tras tu blusa. Tú. Con tus cañonazos, sonrisas que le parten la quilla a este barco pirata que capitanea mi corazón con tan mala pata y garfio en el tintero entre tanto oleaje gramatical que marea mis desaliñadas emociones.

by_luis7

Historia

Capítulo III

Ella se fue arrastrando tan rápido como el miedo que recorría su ser se lo permitía, hasta que por fin después de unos minutos, que sin duda ella creyó que eran horas, consiguió esconder su agitada respiración detrás de los restos de una lápida; que por lo que pudo descifrar de entre las borrosas letras, perteneció a un antiguo terrateniente del pueblo.
Mientras estaba allí escondida e iba poco a poco recuperando el aliento, miles de preguntas invadieron su hiperactiva cabeza; su mente no era capaz de lograr encontrar una forma lógica de explicar que era aquello que sus dos retinas habían vislumbrado en la oscuridad de la noche.
Durante un largo rato estuvo lamentándose reiteradamente sobre la mala decisión que había tomado al desviarse del camino para entrar en aquel lugar sola, pero tras este mar de dudas inicial, decidió que tenía que averiguar que era lo que realmente había visto y tras armarse de un gran valor se fue acercando cautamente con el ceño fruncido hacía las sombras que dejaba aquella luz en la noche.

                                                         (Continuará…)

by_luis7

Historia

Capítulo II

Tras tantear aquellas verdosas piedras durante unos minutos, rápido pudo apreciar delante de ella un pequeño pasadizo detrás de un tupido matorral; que sin duda ella creyó que conducía al interior de aquel lugar, que ahora ante sus dos brillantes ojos parecía erigirse un tanto misterioso.
Sus dos pequeñas e impacientes manos, se pusieron frenéticamente a despejar el matorral que la impedía cruzar hacia aquella oscura cavidad, con el mayor sigilo que le posibilitó la desbordaba ansiedad de no poder observar lo que sucedía al otro lado del muro.
Sin perder más tiempo en limpiar el lugar, se dispuso a entrar por aquella abertura arrastrando su cuerpo por la tierra húmeda. Con un poco de esfuerzo por fin pudo ver cumplido su deseo de traspasar aquel maldito muro que la impedía conocer la explicación sobre la extraña luz que la hizo cambiar la trayectoria hacia su casa.
Mientras se limpiaba la suciedad de sus manos frotándolas al pantalón, se percató con una mezcla de desilusión y de sorpresa de la inesperada calma que reinaba aquel lugar. Pero de pronto dejó caer estrepitosamente su pequeño cuerpo al suelo, y se arrastró por entre la espesa hierba al ritmo que la marcaban los latidos de un acelerado corazón que habitaba bajo su pecho.

                                                             (continuará…)



by_luis7

Mentiras

Cuanta palabra vacía que se esconde detrás de la piel de unos bonitos labios. Tantas letras de destrucción masiva que se cuelan a hurtadillas por las rendijas de nuestros cuerpos, y nos fisuran las costillas. Fríos cócteles molotov que se van poco a poco empotrando en el tórax, sembrando un mohoso caos dentro del alma.

Historias narradas deliberadamente en braille para dibujar a base de puntos, ficticios paisajes a tanto invidente corazón que es zancadilleado una y otra vez, entre las esquinas de los cristales de tanta botella vacía. Restos de una anestesia improvisada de urgencia ante la cantidad de heridas sufridas, cada vez que sus músculos se quiebran frente a tanta superflua palabrería.

by_luis7

Historia

Capítulo I

Siempre regresaba de madrugada por aquel apartado camino que la conducía directamente hacia su casa; aunque la gente del pueblo solía murmurar que una muchacha tan joven, no debía de transitar por una calle tan apartada a esas horas de la noche. Pero ella siempre hacia oídos sordos de tales advertencias, pues era demasiado orgullosa, para ser retenida por unas palabras que a su forma de entender le eran verdaderamente fastidiosas.
Mientras iba caminando absorta en aquellas palabras que su mente recordaba, observó una extraña luz que procedía de aquel viejo montón de piedras, que en otro tiempo fue el cementerio del pueblo. Pronto, en su añinado rostro se trazo una mueca de ansiosa curiosidad, que la animó a cruzar apresuradamente el campo de maíz que la separaba del antiguo cementerio. Cuando por fin logró atravesar el maizal, intentó saltar la destartalada tapia de aquel lúgubre lugar, pero sus cortas piernas no colaboraron en aquella labor, pues era una chica más bien bajita, no más de un metro sesenta de altura y esto le podía causar problemas cuando se trataba de intentar acometer el asalto del muro de un desvencijado campo santo. No obstante, tenía un gran ingenio para solventar esta desventaja y pronto sus dos azuladas pupilas se pusieron a escudriñar con ahínco el terreno, en busca de otra forma de sortear el muro que la impedía averiguar que escondía aquella extraña luz.

                                            (continuará… )


by_luis7

Imagen

Aquí me encuentro acurrucado sobre los márgenes de este amarillo papel, tratando de plasmar entre las fibras de su vieja celulosa las imágenes que se metabolizan con tanto esmero en mis retinas.

Una metástasis de color que se impregna en cada una de las letras que mis manos van pintando con su frenético ritmo. Un intento fallido de garabatear el mundo cada vez que me despellejo la piel desde mis entrañas.

Vísceras. Que articulan con tanta libertad los músculos que tejen el recipiente de tinta donde derramo los sentimientos, que me acercan las luces con cada nuevo amanecer.

Brillantes destellos que se implosionan dentro de mi materia gris, dotando a mis neuronas de un nuevo alimento que nutra sus conectivos estómagos. Para poder satisfacer de una vez por todas su egoísta ansia de conocimiento.


by_luis7

Tautograma

Pretencioso príncipe prefiere principalmente pueblos pobres para parroquianos pescadores, pues pronto pescan perlas para promocionar palacios para preciosas princesas.

Planifica pedir préstamos para perfectos perfumes, pues pretende parecer pudiente para poder pescar primero pareja, para permitirse poder procrear primogénito para primavera.

Pulcramente perfecciona poemas, pérfidas palabras preparadas primorosamente por premiados poetas para poder pronto proceder.

by_luis7

Relato

Eran tantas las horas que él se pasaba acurrucado frente a los restos olvidados de aquella aceña, que poco a poco fue mimetizando sus sentimientos en aquel río.

Donde se desbordaba, escribiendo con locura a su medio limón, ácida dama, que le habitaba con tanto desaire el alma desde hacía ya varias limonadas.

Él estaba tan atrapado en aquel maldito brebaje; que intentaba sanar su tórax con las caricias que su mente trataba de atropar en los retazos de aquel sulfúrico desamor, que nunca se preocupo de escuchar los susurros que el corazón le dejaba tras cada rechazo.

https://encuentratuvozblog.wordpress.com
by_luis7

Tiempo

Mi tiempo difuminado…

                   …entre tus senderos…

…perdido…

…tratando de hallar el botón que tu blusa desabroche…

          …que tu pecho en mis manos sea mi consuelo…

                                    …cada noche…

…que tu corazón sea la canción…

                   …melodía para esta mente…

…que sin sentido te escribe.

by_luis7

Ansiedad

Esta nerviosa electricidad que recorre con tanta ansia mi cuerpo; trenzando sistemáticamente mis cuerdas vocales hasta ahogar los sonidos que exhala mi boca.

Tanto cortocircuito que se implosiona dentro de mis pulmones por la ausencia de las emociones que nutran de nuevo mi alma. Desfallezco frente a esta copa esquizofrénica donde derramar las últimas lágrimas de esta noche.

Y mis músculos se contraen contra la tinta que me narra entre las vocales de este texto, enraizando mis costillas al papel para lograr encontrar la salida de este caótico laberinto donde me pierdo en cada despertar.

by_luis7

Carta

Hoy quería detenerme un poco y así poder dedicarte estas líneas, a tí, mi futuro ser. Te escribo allá donde te encuentres dentro de unos años para decirte que espero que la lucha mereciera la pena y que así hayas podido lograr conseguir todo aquello que tú y yo anhelamos. Se que el camino no te ha sido fácil, pues he sido parte de él hasta el día de hoy, un testigo fiel de tu tránsito por la vida.

Espero que no me guardes mucho rencor por los errores que yo cometí en tu ayer, pues te sirvieron de autocrítica y así pudiste mejorar como ser humano. Soy consciente de no haber estado a la altura de las circunstancias en tu pasado, y con ello compliqué nuestro porvenir.

Pero. Deseo que nuestro convivir se convirtiera en un aprendizaje acelerado y que con ello hayas conseguido poder valorarte más de lo que yo lo hacía, pero sobre manera espero que hayas aprendido lo importante que es valorar y perdonar a los demás. Pues como has podido comprobar en tu propia piel nadie está libre de errar…


by_luis7

Amor

Amor. Sustancias químicas que exuda mi cerebro cada vez que te veo pasar. Extraño, ese caminar que revuelve en tromba mis mariposas kamikazes hasta estrellarse contra mi tórax.

Mis ojos se descontrolan en una implosión de colores, que ciegan mi alma ante cualquier dolor.

Tú con tus pasos precipitas mi cuerpo en un efecto invernadero que sofoca mis sentidos, y sin sentido me desvanezco ante esta frustrante espiral al verte y no poder llegar a tocarte…

by_luis7

Relato

El Samurái

Cuando comencé a andar, él ya tenía inculcados los valores del 武士道 bushido.

Cuando comencé a leer, él ya sabía manejar la espada.

Cuando entregué mi flor, él ya había construido su propia 小屋 choza.

Cuando me casé, él ya había tenido descendientes de una bella ニンフ ninfa.

Pues cuando lo olvidé, él ya había muerto.

Realizado por:
https://encuentratuvozblog.wordpress.com

by_luis7

Relato

Hacía ya tiempo que su vida era como la de aquel prostíbulo de carretera secundaria.

Olvidado. Él se perdía entre los recuerdos, que sus ojos ya cansados buscaban en una fotografía desgastada, donde apenas se podía apreciar el pelo zaino de aquel amor de otra vida.

Eran tantas las cicatrices que había en la piel que recubria aquellas manos, odaxelagnia que fue grabando el tiempo en su fatigoso recorrido hasta llegar a la temible senectud. Ahora yacía entre las las heces del pasado, recuerdos de una antigua época… Mientras exhalaba su último aliento.

https://encuentratuvozblog.wordpress.com
by_luis7

Relato

El secuestro

Paredes de ladrillo húmedo llenas de tantos números, donde mis manos intentaban asumir los días que pasaba allí encarcelada. Doscientos sesenta y siete. Días que para mí se convirtieron en años… Tantos intentos de tranquilizarme, tantas reflexiones que se ahogaron contra aquellos muros. Pero… -¿Cómo podía aceptar mi desdicha? -Más tarde o temprano tendría que huir de aquellos malditos diez metros cuadrados que tenía para moverme, para dormir… Allí yacía, junto al hedor de aquel cubo.

Había momentos en los que mi alma moría o más bien quería morir. Pues ya no era el añorar la familia, los amigos o aquella vida. Era el ansia de libertad, al fin de alcabo -¿Qué derecho tenían ellos de quitarme mi libertad?, -¿que derecho tenían a tratarme como una mercancía? o -¿como a un trozo de carne?.

Tuve que ser fuerte en aquel lugar, pareciendo ser débil, falsa sumisa… frente aquellos lobos. ¡Que pobres ilusos!

Realizado por:
https://encuentratuvozblog.wordpress.com
https://byluis7.wordpress.com
by_luis7

Neurosis

A veces me resulta tan complicado convivir con esta neurosis de guerra, cada vez, que la conexión simbiotica de mis nerviosas neuronas se entrelaza con las moléculas que conforman mis caóticas emociones.

Se me enredan tan dentro de mi garganta ahogando sistemáticamente mis sonidos. El silencio invade de repente mi materia gris, inquietando la improvisada trinchera contra tanto partisano que trata de manipular metódicamente mis sentimientos. Recuerdos de una antigua lucha que martirizan los sueños en los que me sumerjo cada noche.

Insólita vigilia que alerta a mi corazón, contra posibles sabotajes fratricidas que lastimen de nuevo mi alma. Y mi sentido poco común, yace agotado por tratar en vano de remendar una y otra vez, mis heridas después de cada lucha perdida.

by_luis7

Relato

Era un caluroso día de verano, el sol desde lo más alto quemaba su piel con una eficacia desmedida, pero.., Ella apenas percibía el calor que sonrojaba sus mejillas. Tenía la mente perdida entre molestos pensamientos.

Para ella era imprescindible tomar pronto una decisión sobre aquel tema que llevaba días asolando su alma, pero para su mente esto se estaba convirtiendo en un alboroto de ideas imprecisas.

Caminaba perdida entre calles.., con la sola compañía de aquel fogoso malestar, que enrabietaba su flácido corazón. Su cabeza se estaba convirtiendo en una empanadilla de convulsos sentimientos, que agitan dramáticamente su respiración.

https://encuentratuvozblog.wordpress.com
by_luis7

Superficie

Tanta alma dormida entre los racimos de estas brillantes moléculas; falsos hogares que ocultan a nuestras retinas, la verdadera forma de los átomos donde se encuentra, todo aquello que realmente produce la unión de nuestros tristes corazones, pero preferimos vivir encharcados en una efímera superficie, que buscar la verdadera simbiosis que conforman nuestros cuerpos.

Tantas noches en llanto, por la búsqueda de la razón de este equivocado canon. Que agónico es este caminar por entre tantas capas de piel, para que luego el tiempo sencillamente las tome a su paso, como carne de cañón.


Y mis rebeldes emociones se arrastran entre esta hipócrita sociedad, pero se quiebran una y otra vez entre los retazos que encuentra por el camino, para que mis neuronas se nutran con el atropellado pensar que trata de plasmar en cada folio. Suspiros de una ciencia empírica, en perpetua busqueda del método con el que poder hallar lo que de verdad debería importarnos cada día.

««Que simplemente somos polvo esparcido por este espacio, llamado tiempo.»»
by_luis7