31 thoughts on “Microcuento

  1. La cobardía de no decir la verdad, a veces eterniza una herida que no termina de cerrar; es como no hallar el cadáver de un pariente, un “por qué” y un “tal vez hoy vuelva” que te succiona la vida por ese sumidero. Lo peor es que está basado en hechos reales. Genial Luis. Toma like! Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s