Madrugada

Madrugada. Corazón que se estrella contra la pared de mis costillas, se golpea una y otra vez para poder huir. Viajar lejos de mi; para no naufragar en los mares de lágrimas; tinta donde de se ahoga la pluma que me narra en hojas blancas.

Inválido. Se arrastra por las esquinas de su cárcel, habitación que lo acorrala contra el dolor. Hogar en llamas donde una espiral de flechazos le ofrezcen en sacrificio. Mártir de los fracasos de mi mente.

Solo. Se ha desclavado de las espinas que lo enredadan a mi alma y corre sin mirar atrás. Lo veo partir de mi, y solo me guardo en un vacio cajón hasta que vuelva…

…aunque dudo de que vuelva con su poesía.

by_luis7

6 thoughts on “Madrugada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s