Óxido 

Hoy pretende volar…,

sobre el blanco, camino de la libertad.

Que fue soñada, pero una y otra vez negada, por los espantapájaros que alejan las alas de una mente insurrecta.

Los barrotes en óxido, apartamentos para sus ojos ávidos de deseo. Libertinaje.

Llamarán a la escapatoria, hacia prados verdes… donde sobreviven las flores que siembran su cabeza de colores: rojos, amarillos,…

Granates, como la sangre coagulada que el derramó.

Porque su pensamiento…,

pensó libremente, que podría pensar en cebollas de luz.

Mientras los niños, asustados, decoraban su estómago con papeles litúrgicos.

by_luis7

127 respuestas a “Óxido 

  1. Volar,
    alejarse de sus pensamientos,
    de las nubes negras de su alma
    que, sin compasión ni pudor,
    puso sus garras en una carne inocente
    y la manchó para siempre.

    No sé qué querías representar en tu poema, Luis, pero a mí me ha sugerido esos abusos que se han perpetuado en el tiempo… La imagen me encanta, los colores son vida.
    Un abrazo.

    Le gusta a 5 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s