Sed

Sal. Miles de cristales salados adornan tu cuerpo, agrietando la lengua que escudriña las coordenadas que te definen. Superficie blanca donde calmar el deseo e incrementar la sed.

A sorbos, acariciando el sudor de tus gemidos, melodías que revienta los botones de las ropas. Rotas, las medias que cubren los parámetros del secreto de tus lunares, pequeñas esquirlas de hachís que embriagan las agujas de mi brújula.

byluis7

2 comentarios en “Sed

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s