Carroñeros 

No corras, que todavía llegamos a tiempo al nido
donde esperar el nicho de hormigón, vacío de payasos”.

Surgidos de ajados manantiales
engañados con la sed de viejos carroñeros.
Y por rieles viene dando estopa. A chispazos, llegó esta ausencia
de copos que forman castillos endemoniados con limoneros
                                                                                                    [de bosquejos verdes.

Sucio taconeo del niño interior, supurando jaleo desde las entrañas.
“¡Brotas con fuerza, para halar las esquivas tajadas del aire machacado
y rancio, que te espera con los brazos en cabestrillo!”.
Nos lagrimeas,
chorreando los añicos
por los ventanales del material genético.

byluis7

10 comentarios en “Carroñeros 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s